•  Puntos clave
  • Hay que agradecer a La Dama su interés por prepararse en el Festival, aunque aconsejamos que proyecte su actuación más a Las Ketchup que a Loreen.
  • La candidatura de  Brequette se ensombrece con el halo que han  pretendido crear en torno a ella. Pastora Soler se desmarca de su candidatura.
  • Ruth Lorenzo parece ser la gran favorita, pese a los intentos por derribar su candidatura por fans y compositores.
  • Raúl cuenta con el apoyo de Alaska y Mario Vaquerizo, quienes hablan sin saber, y con un compositor que juega sus cartas de forma indeseable.
  • Jorge González no da señales de vida.

Desde que se anunciaran los cinco candidatos españoles, han sido habituales los enfrentamientos entre “euro fans” (Hermano de La Dama dixit. Fin de la cita), clubes de fans, compositores y demás personalidades del mundo del Festival de la Canción. Las acusaciones vuelan entre los que han sabido utilizar el márketing y aquellos que han decidido adornar su equipo, cual currículum vitae. Y no es para menos, porque según avanzan los días nos encontramos con nuevas noticias.

Quien abrió la caja de Pandora fue Juan Manuel Jiménez, en la conocida “Columna de Paka”, la cual habría que citar textualmente de principio a fin (para los interesados en leerla, a pie de columna se adjunta). No levantó ninguna acusación en falso. De hecho, gran parte del público seguidor del Festival ha rezado sus palabras en cada punto y coma.

Pero antes,  hay que especificar nuevamente ante el rubor que causa luego en muchos, que eso se trata de una columna, y que como tal, se limita a expresar la opinión y conclusiones obtenidas por una persona sobre un tema determinado, en este caso, la decepcionante y despreciable actitud de muchas personas que flaco favor hacen a sus respectivos candidatos.

Si tuviéramos que hacer un top a las opiniones más detestables e indignantes, la medalla de oro no es para otra que La Dama. No son pocos los que suponemos que si está donde está es por ser mujer y hermana de quien es. No es de extrañar que el ente público asigne un puesto en esta preselección a un cantante cercano a sus rostros más conocidos, en este caso Melendi. Pero ahora bien, si esta especie de “enchufismo” puede ser totalmente lícita, lo que no es tolerable es que se ridiculice a toda persona que sigue el festival. Daniel Abad, hermano de la candidata, se sorprendía jocosamente de que existieran “euro fanes”, con la consiguiente retahíla de fans y primas de la Barranquilla que a golpe de “mekos”, vapuleaban la figura del fiel seguidor del Festival, que lo ambienta y mantiene vivo los 365 días del año. Ese Festival que quizá un día –esperemos que no– de comer a su hermana. Si tan ridículo puede resultar que existan seguidores de Eurovisión, no sé qué clase de favor se piensa que hace a la candidatura de su hermana. Esperemos, TVE nunca se plantee la idea de volver a presentar a esta muchacha y a nadie de su entorno, y menos con un Club de Fans que se dedica a criticar que haya una favorita (adivina adivinanza…) y pensando que realmente quien debe ir (con diferentes eslóganes y collages dignos del Museo Mostoleño “de Cuanto más alto llevo el moño, más abierto el c***” del chonismo) no es otra que La Dama. Con la rumbita de la “Estrella Fugaz” y el poeta de su marido, personalmente puedo enviar a Damaris a que siga dedicándose a sus queridos fans, que bien podrían recibir las nociones básicas sobre cómo apoyar a un artista sin conseguir que el odio masivo se cierna sobre su ídolo.

Y hablando de flacos favores, uno de ellos es hacer votaciones masivas en la página de RTVE para que “La Dama” obtenga un número de votos superior al de Ruth Lorenzo. Personas sin vida que se dedican a perder su tiempo en encuestas no vinculantes cuyo resultado no está depurado de fraude. Cuando TVE publique el resultado final y limpie de la criba los votos fraudulentos, veremos quién gana a quién y por cuánto, y agárrense el moño y demás enseres del Fresca, porque se os puede caer hasta la manoletina.

Eso sí, hay que agradecerle que se haya preparado el Festival, y quiera inspirar su tema dance/electro/rumba (lo que puede salir de algo así…) en Loreen, aunque personalmente podríamos aconsejarle que se fijara más en algo español, como Las Ketchup, referentes eurovisivos que nada tienen que desmerecer a la última ganadora por Suecia.

(nótese el sarcasmo)

Pero no son, ni mucho menos, los únicos que al parecer no sabrían cómo gestionar la candidatura de su artista. Ya en otra órbita, pero con la polémica igualmente encima la encontramos con “La Voz” de Cabo Verde. Brequette / Briyitta / Briquit, ha tirado abajo el castillo de arena que se nos vendió cuando se presentó su candidatura sobre la inminente presencia de Pastora Soler como asesora de la joven caboverdiana, algo confirmado por la propia Pastora. Se esfuma así un halo de firmeza en una candidatura que sin tanto adorno hubiera impactado igualmente. Y es que parece ser que la joven fue apuntada en el último momento a la preselección, ante el supuesto e hipotético rechazo de Ruth Lorenzo al tema “Más (Run)” de Tony Sánchez. Sin embargo, la canción será interpretada por la ecléctica voz de Brequette. Seguramente sea una apuesta de calidad, pese a que sus seguidores se atrevan a calificarla como “rotundo éxito” que “sonará en los 40 principales” o incluso aludiendo que podría tener el efecto “Euphoria”, sin haberla esscuchado. Ola Sand nos pille confesados ante este acervo de despropósitos que hacen crecer la pelota para que en el momento de su publicación, sufra más de un pinchazo.

Y parece ser que  todo se cierne ante la supremacía y fanatismo que está levantando Ruth Lorenzo, artista que ha conseguido ser Trending Topic hasta en cuatro ocasiones desde que se anunciara su presencia en la preselección. Muchos son los fans que ahora se dedican a intentar vapulear su proyecto, preparado y presentado con suma elegancia e inteligencia para levantar la expectación precisa sin pretensiones. La murciana sabe jugar sus cartas y eso a muchos les pica demasiado. Una candidatura aparentemente internacional para los que aseguran, es la más perjudicada ya que nadie la conoce. Creo recordar si la mente no me falla, que Loreen participó en un talent show y era conocida por eso en Suecia. Lo mismo ocurre aquí. Loreen ganó, ¿acaso por no ser tan conocida tiene menos opciones? ¿Acaso Damaris Abad es Madonna? ¿O Brequette, Jorge o Raúl? Ni Ell & Nikki, Emmelie de Forest, Lena o Alexander Rybak eran precisamente referentes de la música en su país cuando representaron a sus países, y la estela dorada del prestigioso camino de los ganadores ha continuado con sus nombres.

A todo esto Jorge González y Raúl parecen impasibles e invisibles. Raúl, es por cierto, la apuesta de Alaska y Mario Vaquerizo, quienes no han dudado ni un momento en criticar la balada eurovisiva. No deben saber que Raúl acude a la preselección con una balada. Y todo, en detrimento de una Ruth Lorenzo acusada de tener voz de negra sin serlo. Es apreciable el tacto que tiene el matrimonio de La Movida a la hora de abordar este asunto, con Brequette en la gala. Parece ser que ahora la fuerza y el desgarro sobre el escenario sólo es característico de mujeres de tez oscura, y que las albinas, o bien susurran, o bien procuran ser una mala imitación de Alicia Keys, Donna Summer o Whitney Houston. Demencial, y más viniendo especialmente de un personaje cuya calidad vocal se encuentra en el epicentro de la galaxia Andrómeda. Además, el compositor de “Seguir sin ti”, William  Luque, intentó echar abajo la candidatura de Ruth acusando de haber mentido a la murciana en su supuesta propuesta de la BBC. Un comportamiento sucio y rastrero que pone en evidencia el compañerismo que viviremos en la noche en que España elija su representante.

Todos tendremos que esperar a las canciones, pero los movimientos que se han producido para echar al barro a unos y a otros resulta francamente penoso. Y más aún cuando se falta al respeto de fans y cantantes por el mero hecho de tener una acreditación, o por ser “amigo de”, como si eso les fuera a dar de comer. Por todo aquel fan insoportable que vende su alma al diablo con tal de obtener la sonrisa y un “buen trabajo, chico”. Labor de valientes ignorantes que no consiguen más que resultar más necios de lo que ya son.

Pronto conoceremos “Run (Más)” de Brequette, “Dancing in the rain” de Ruth Lorenzo, “Aunque se pare el mundo” de Jorge González, “Seguir sin ti” de Raúl y “Estrella fugaz” de La Dama. Entonces, podremos juzgar por las canciones y valorar el conjunto. Miedo me da, si sólo valorando artistas se ha llegado a un punto en el que parece que los cuchillos volarán en nuestra final nacional. Todo un ejemplo de pacifismo, civismo y respeto en un país democrático que lleva décadas en tan celebre evento.

Pronto volveré con nuevos temas, como la versátil Italia que cada año muestra su potencial, los aburridos trejemanejes de la BBC con las Spice Girls o la Francia perezosa que no quiere ganar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.