Nuestra representante en Eurovision 2014 , aclara en La Noche en Vela (RNE) que, aunque ha luchado al máximo y no pensaba que había tanta logística en Eurovisión y que fuera un festival tan cronometrado, no será posible utilizar como elemento escénico  el agua real  en Copenhague, pero sí quiere salir mojada de alguna forma. Tampoco va a bailar, y deja claro que no  le acompañará  Giuseppe Di Bella.

Ruth Lorenzo termina así con los rumores sobre su puesta en escena, apostando por algo más íntimo y personal, y también muy medido. Los diez segundos que sobran en la versión final tienen un significado y una función que la delegación española usará para sorprender. “Hay muchas veces que sólo necesitas un foco de luz y un micrófono“, sentencia la artista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.