El Festival de Eurovisión 2016 fue visto por más de 200 millones de televidentes. Los 3 en espectáculos en vivo de Estocolmo durante los días 10, 12 y 14 de mayo lograron llegar a 204 millones de personas en 42 paises, 5 millones más que en 2015. Según los últimos datos, la gran final de ESC 2016 alcanzó un promedio en cuota de pantalla del 36,3%, más del doble del promedio de las acciones de máxima audiencia para el mismo grupo de canales (15,7%).

“Estamos encantados de que el Festival de Eurovisión continúe creciendo a su audiencia y ahora llega a más de 200 millones de personas en todo el mundo” mencionó la Directora General de la EBU/UER Ingrid Deltenre. “La excelente co-producción de este año con los miembros de la televisión anfitriona Sveriges Television (SVT) ha demostrado una vez más que el público puede recurrir a los medios de comunicación de servicio público de alta calidad para entretenerse. 60 años después del primer Festival de Eurovisión que tuvo lugar en Lugano no podría estar más orgullosa de que este evento todavía tiene el poder de unir a los espectadores de todas las edades en todo el mundo”.

Suecia logró su mayor audiencia desde el año 2000 cuando el Globen Arena también fue sede del evento. 3,6 millones de televidentes sintonizaron para el 2016 espectacular, que representan el 84,7% de la visualización de la televisión sueca el 14 de mayo. Islandia, fue el país con mayor cuota de pantalla de los 42 países, a pesar de no estar representados en la final, logrando un espectacular 95,3%. El país ganador Ucrania presentó las cifras de audiencia más altas para el Festival de Eurovisión desde 2010, con 1,5 millones de espectadores viendo la gran final.

Alemania, aún siendo el último en la clasificación final, fué el país que aportó más espectadores del conjunto de paises, logrando su mayor audiencia desde que ganó el Festival de Eurovisión en 2010. Este año 9,3 millones de espectadores vieron ESC a través de la televisión pública la final lo que supuso un 36,8% los que veían la televisión a esa hora en los hogares alemanes. Mientras en España, a pesar de que la cifra fue la menor desde el año 2007, tuvo un importante 29,8% de share y 4,3 millones de espectadores, logrando llegar a 5,9 millones de espectadores durante la actuación de Barei en el Globen Arena.

El Festival de Eurovision fue muy popular también entre las audiencias más jóvenes: En promedio, el 42,4% de los 15-24 años de edad que ven la televisión en 40 países vieron la gran final. Las audiencias on-line en todo el mundo sintonizados al Festival de Eurovisión fueron también muy altas. Había 2,6 millones de sesiones en vivo en 196 territorios de los tres espectáculos en Eurovision.tv y YouTube y un total de 5,3 millones de solicitudes a la carta.

Fuente: www.eurovision.tv