A pesar del buen momento que vive la “vieja Europa” estos últimos años en Eurovisión y de realizar una de las mejores pre-selecciones televisivamente hablando, Suiza sigue sin lograr los resultados esperados del país fundador del festival. Solo con Sebalter en 2014 el país helvético pudo cosechar una buena plaza en la final desde 2006, todas las demás ediciones se han saldado con eliminaciones en semifinales -farolillo rojo en las dos últimas ediciones-, un 17º lugar en la final de 2006 y el 25º y último puesto de la final de 2011.

Para tratar de salir del bache en el que se encuentra, la televisión suiza ha planteado una serie de cambios en su formato de pre-selección para el próximo año cuya fecha de celebración será el domingo 5 de febrero en la ciudad de Zurich:

  • La presentación de canciones ya no se hará en las distintas federaciones por separado sino de forma conjunta.
  • Si bien el envío de candidaturas sigue siendo de forma on-line, ya no serán los internautas quienes decidan los clasificados en la primera criba sino un jurado de 20 expertos provenientes del mundo de la música tales como músicos, productores, periodistas, etc… de la que saldrán las 20 primeras canciones clasificadas. Por su parte la segunda criba se mantendrá como el año pasado y será nuevamente un jurado quien escoja las 8 canciones finalistas de las cuales la ganadora será elegida por el público en la gala final.
  • Otro de los cambios importantes es que sin llegar a restringir la participación en el proceso exclusivamente a autores y músicos nacionales sí será exigencia que en los equipos artísticos haya presencia de al menos un ciudadano suizo tal y como pasa en el proceso húngaro.

El plazo de envío de candidaturas se prolongará del 26 de septiembre al 26 de octubre y puedes consultar aquí las bases del mismo