Después de varios meses de incertidumbre con el futuro de la televisión pública, la cual había incluso anunciado su cese de emisiones temporal para el próximo 30 de junio, el gobierno de Bosnia y Herzegovina acaba de aprobar un nuevo modelo de financiación para la BHRT con el que aseguran su supervivencia a corto y medio plazo y tratarán de paliar la grave crisis financiera que sufre el ente público cuya deuda alcanza los 15 millones de euros, de los cuales 5 corresponden a la deuda con la EBU.

Esta reforma consistirá en que a partir de ahora la BHRT será financiada a través de un nuevo canon que irá a cargo de las operadoras de televisión por cable y operadoras de telefonía móvil. No obstante será una medida temporal hasta que los presupuestos del Estado puedan nuevamente asumir la financiación del ente público bosnio que es donde erradicaba la causa de su crisis de liquidez.

Por otro lado el próximo 10 de julio será una fecha clave para el futuro de la BHRT como miembro activo de la EBU puesto que es el límite interpuesto por la red pan-europea para abonar parte de lo adeudado. En caso contrario la televisión pública bosnia podría verse en la misma situación que hace tan solo unos meses se vio la rumana TVR que fue expulsada de la EBU por no pagar según los plazos establecidos.