Yoly García .-  La vigesimoprimera edición del EMA, la preselección organizada por la televisión eslovena, ha tocado a su fin y un viejo conocido del mundo eurovisivo, Omar Naber, ha conseguido alzarse con el triunfo y, por ende, con el pasaporte a Kiev.

Omar defenderá por segunda vez los colores eslovenos con la balada “On my way”  y es que, aunque parece que fue ayer, han pasado 12 años de la participación de Omar con su injustamente tratado “Stop”, con el cual no pasó de las semifinales del Festival de Eurovisión 2005, que curiosamente también se celebró en Kiev. Estará por ver si la historia se repite o su segundo paso por Eurovisión tiene un final feliz.

Omar ganó su billete a Kiev en el transcurso de una gala presentada por caras sobradamente conocidas para el público eurovisivo como son Tina Gorenjak, Maja Martina Merljak y Tanja Kocman. Los 8 finalistas  se sometieron al dictamen de un jurado regional presente en la sala y el televoto.