Jacinto Colomer.-

Isaiah Firebrace representará a Australia en Eurovisión 2017. El cantante, de sólo 17 años, fue el ganador del último «X Factor» e interpretará en Kiev la canción «Don’t come easy».

 

 

 

La canción es una balada emocional que acentúa la calidad vocal del artista y su necesidad de luchar por los sueños incluso en momentos difíciles.

En su corta trayectoria musical, Eurovisión era uno de sus grandes sueños. Se siente orgulloso de representar a Australia en Eurovisión, y afirma que nunca pensó que pudiera ser real. La familia y sus amigos serán su gran apoyo.

 

 

«It’s Gotta Be You», su primer single tras el concurso, ha sido un éxito en distintos países como Suecia, Dinamarca, Noruega, Suecia, Canadá y Estados Unidos. La SBS afirma que Isaiah es un joven artista que encarna el espíritu australiano con su pasión, trabajo duro y humildad, por no mencionar el inmenso talento a sus sólo 17 años.
Australia debutó en Eurovisión hace dos años con motivo del 60 aniversario del concurso. Su gran aceptación en el festival ha llevado a la Unión Europea de Radiodifusión, ente organizadora del certamen, a invitarlo de nuevo en las dos siguientes ediciones. Guy Sebastian («Tonight again») abrió el camino y obtuvo un honroso quinto puesto en Viena 2015 y Dami Im («Sound of silence») rozó la victoria el año pasado al quedar segunda, por detrás de Ucrania, y ser la favorita del jurado.