Es la primera señal de que “mañana” tendrá lugar el Festival de Eurovisión: El próximo 8 de abril dará inicio la construcción del escenario en el que toda la pasión será derrochada en mayo.

Tras dos meses de acondicionamiento del Centro Internacional Exposiciones de Kiev, la empresa holandesa Umbranded se encargará de poner en pie el diseño de Florian Wieder, el cual recuerda a una mezcla de los escenarios de Viena 2015 y Dusseldorf 2011. Y es que el arquitecto muniqués fue quien también diseñó ambos escenarios aparte del de Bakú en 2012 por lo que éste será la cuarta vez que se encargue del escenario eurovisivo en esta década.