En un escueto comunicado a través de las redes sociales, Minus One, la banda de rock de Nikosia representantes de Chipre en Eurovisión 2016, ha anunciado que por “motivos personales completamente ajenos a la banda”, el líder y vocalista François Micheletto y el bajista Antonis Lozides abandonan la formación con el fin de iniciar otros proyectos.

“No olvidaremos aquellos días. Nos separamos pero seguimos siendo amigos, colegas y compañeros”

El grupo confirma en el mismo comunicado que ambos músicos seguirán presentes en los conciertos programados hasta finales de mayo. A su misma vez aseguran que Minus One continuará al frente y que éste no es su final sino el inicio de otra etapa.

Minus One, sabor americano en Eurovisión

Minus One se fundó en la primavera de 2009 aunque con el nombre de Marianne’s Wish. Claramente influenciados por el rock alternativo proveniente de Estados Unidos de bandas como Blink 182, Sum41 y en especial por Methods of Mayhem, no fue hasta 2012 que firmaron su primer contrato discográfico lanzando su álbum debut “Add To Wishlist” de gran éxito en su país, Grecia.

En 2014 lanzaron su segundo disco “Mind Your Head” con el que consiguieron dar el salto a Estados Unidos realizando una pequeña gira de conciertos actuando en festivales y lugares tan emblemáticos como el SXSW de Texas y el Whisky a Go Go de Hollywood, además de otra ronda de conciertos en el Reino Unido pisando también escenarios tan míticos como el The Water Rats, el conocido como “santuario” de Bob Dylan.

Para entonces ya habían cambiado el nombre al actual Minus One y es a finales de 2014 cuando deciden presentarse en la pre-selección chipriota en Eurovisión para acudir a Viena, proceso en el que finalizan en tercera plaza a pesar de haber ganado el jurado, pero el apoyo popular a John Karayiannis le llevó en volandas a la capital austriaca.

Solo unos meses después del ESC 2015, la televisión pública chipriota anuncia a la banda como sus representantes en el Festival que se celebraría en Estocolmo y en febrero de 2016 presentaron la canción con la que competirían en Eurovisión y en la que había colaborado como co-autor y productor el ex-guitarrista de la banda sueca de soft-rock, Thomas G:sson. El tema se llamaba “Alter Ego” y consiguió alcanzar la final en el Festival aunque no pasaron de la 21ª plaza.