Es sin duda una de las sorpresas más agradables de este Festival, y es que el nombre de Ellie Delvaux, Blanche, con tan solo 17 años ya ocupa un lugar destacado entre los artistas revelación europeos del año gracias al consenso que existe en cuanto a la calidad de “City lights” se refiere. Canción que irá acompañada de un EP que la valona lanzará al mercado el próximo mes pero para el lanzamiento de su primer álbum aún habrá que esperar un poco más.

Tal y como adelantó en una entrevista con los compañeros de Eurovoix, Ellie, que aún se encuentra en la fase final del Bachillerato, se tomará un año sabático en los estudios antes de entrar a la universidad para centrarse en su carrera musical y poder grabar ese primer LP cuya producción correría a cargo de Pierre Doumolin y estaría previsto para la primavera de 2018.

BLANCHE AKA. ELLIE DELVAUX

Perteneciente a una familia de artistas, su hermano mayor Oliver Lord es un cantautor de éxito en su país, se presentó con tan solo 16 años a la versión belga de La Voz logrando alcanzar las semifinales. A raíz de su participación en el ‘talent’ llama la atención del productor y líder de la banda Rocoe Pierre Dumoulin quien la invita a componer varias canciones, las cuales convencen a Doumolin para sugerir su fichaje en la multinacional PIAS. Mientras Blanche trabajaba en su primer E.P. algunas de las canciones para el mismo fueron enviadas a la RTBF a modo de candidatura para acudir al Festival de Eurovisión, canciones que han convencido rotundamente a la televisión francófona provocando su designación directa para representar a Bélgica en Kiev.

Comparada con su “casi” compatriota Birdy, llamó rápidamente la atención de los jurados de La Voz por su fragilidad interpretativa y emocional ante el micrófono derrochando magnetismo e intimismo en sus puestas en escena que provocaban la hiptnotización del público y de los ‘coaches’ durante el programa.