Jacinto Colomer/José Antonio Ayala – Hacía unos días los organizadores de la Pre-Party de Moscú, una de las citas previas al ESC más importantes de la temporada, anunciaban que quedaba en suspenso a la esperar de conocer más noticias de la participación o no de Rusia en Kiev debido al veto de Julia Samoylova por parte de las autoridades ucranianas. Pues bien, hace escasas horas ha sido anunciada la cancelación definitiva de la fiesta rusa previa a Eurovisión.

Según los organizadores del mismo, varios Jefes de Delegación habrían puesto en contacto con ellos para decir que no asistirían debido a que Rusia no participaría en el concurso de este año. Han declarado que sólo asistirán a este evento en Moscú si a Rusia se le permite seguir participando en Kiev.

Lejana la posibilidad de un acuerdo que permitiese a la delegación rusa asistir al Festival con la consecuente no emisión del ESC en Rusia tal y como anunció Channel One, las delegaciones invitadas a la preparty verían absurda la promoción en un país que ni emitirá ni votará en Eurovisión 2017

Los artistas que iban a participar en el evento eran: Artsvik, Dihaj, Kristian Kostov, Demy, Imri, Francesco Gabbani, Sunstroke Project, Yulia Samoilova y Timebelle. Además, las hermanas Tolmachevy que representaron a Rusia en 2014 y Teo que representó a Bielorrusia en el mismo año fueron anunciados como invitados especiales.

EL CONFLICTO RUSIA-UCRANIA-EBU QUE EMPAÑA EUROVISIÓN 2016

Yulia Samoilova fue prohibida entrar en Ucrania el 22 de marzo tras una decisión de la SBU de que había violado la ley ucraniana. La UER respondió al día siguiente al sugerir que Yulia podría actuar remotamente en Moscú. La propuesta fue rechazada por la tv Channel One rusa que declaró que no quería que las reglas cambiaran para ellos, mientras que Ucrania insistió en que la propuesta rechazaría las reglas existentes.

Desde entonces, el Supervisor Ejecutivo del Concurso de la Canción de Eurovisión ha propuesto que Ucrania sólo haga cumplir la prohibición después de que el Festival de la Canción de Eurovisión 2017 se haya celebrado en mayo. Los comentarios del Sr. Ola Sand han sido seguidos por las declaraciones de decepción y enojo de los miembros de la UER por la forma en que la competición está siendo utilizada por medios políticos por Ucrania y Rusia.

A finales de la semana pasada se filtró una carta de la Directora General de la UER al Primer Ministro ucraniano en la prensa ucraniana. Dentro de la carta la Directora General declaró que Ucrania corría el riesgo de ser sancionada por la UER por la decisión y que un número de países estaban considerando retirarse del festival de este año en Ucrania.