La corporación de radiotelevisión pública de Ucrania, UA:PBC en sus siglas en inglés, emitió un comunicado a propósito de la retirada oficial de Rusia del próximo Festival de Eurovisión que se celebrará en Kiev. En el mismo defienden que han tratado de garantizar la presencia de los 43 participantes en el país y que han seguido el espíritu de unión del ESC proponiendo a la televisión rusa que cambiase a Julia Samoylova como su representante en el Festival por otro artista que no incumpliese las leyes ucranianas.

En el comunicado la televisión ucraniana critica a sus homólogos rusos incidiendo en la negativa de los últimos a reemplazar a Samoylova, lo que indica, según la UA:PBC, que el respeto hacia los valores del Festival defendido por Channel One era falso.

Añade el comunicado que queda probado que en ningún momento Channel One tenía la intención de competir en Eurovisión sino intoxicar al Festival y desestabilizar su organización. La UA:PBC concluye que continúan con los preparativos del Festival de Eurovisión en estrecha colaboración con la EBU, la cual ha culpado a la televisión ucraniana de la retirada rusa.