La televisión pública portuguesa, RTP, anunció en la tarde del domingo que su representante en Eurovisión 2017, Salvador Sobral, no realizará los primeros ensayos individuales que comenzarán el 30 de abril puesto que Sobral viajará a Kiev solo dos días antes de la celebración de la primera semifinal.

Una decisión que ha recibido el visto bueno de la EBU y de la televisión ucraniana debido a los problemas de salud que el cantante portugués arrastra desde hace unos meses. No obstante, los primeros ensayos individuales serán realizados por su hermana y autora de su canción, Luis Sobral, quien además atenderá a la prensa y acudirá a los diferentes eventos protocolarios de la organización.

Este hecho recuerda, aunque salvando las distancias, a lo ocurrido el pasado año con la representante noruega, Agnete Johnsen, quien debido a una enfermedad mental que padece vio limitada su presencia en Estocolmo para los ensayos ausentándose de todos los encuentros con la prensa, fans y Welcome Party.

Precisamente en el día de ayer, en una entrevista concedida al diario El País, Salvador Sobral trataba de relativizar su estado de salud: “Estos días, cuando salgo al escenario respondo a los medios amarillistas sobre lo que dicen de mí. Sobre un solo de batería yo grito lo que ellos publican: “¡Salvador sobral tiene en riesgo su vida, puede morirse en cualquier momento! ¡Dinos, Salvador, ¿vas a morir? ¡Dinos qué día vas a morir para ampliar la tirada!” 

En la misma entrevista Sobral comenta el papel de su manager y su hermana a la hora de aislarle de todos los comentarios que suscita su presencia en Kiev: “En fin, no entro esto en esto de las redes, me llegan las cosas filtradas ya, lo que me cuentan mi representante y mi hermana, y menos mal, porque si estuviera ahí metido podría afectarme.”