El espectacular trabajo en los últimos años de Sacha Jean-Baptiste en el Festival de Eurovisión ha provocado que la escenógrafa sueca sea la más reclamada por las delegaciones en el inminente ESC. tras Georgia, Bulgaria y Armenia, Australia ha sido la última en designar a Jean-Baptiste como su directora artística en Kiev.

El representante australiano, Isaiah Firebrace, ya adelantó ayer en una entrevista a ESCTimes que “seguro que habrá algunas sorpresas en el escenario, pero realmente queremos lograr una interpretación pura y muy sencilla.”

Sacha Jean-Baptiste es una de las escenógrafas y realizadoras más prestigiosas de Europa, ha realizado innumerable trabajos casi todos ellos relacionados con el mundo de la moda y de la música. Habitual en las escenografías del Melodifestivalen, Jean-Baptiste debutó en Eurovisión en 2015 con la puesta en escena de Nina Sublatti representando a Georgia, la cual recibió innumerables críticas positivas.

Repitió por Georgia al año siguiente con la espectacular propuesta escénica de la banda Young Georgian Lolitas, para los expertos la mejor puesta en escena del pasado Festival de Eurovisión, acaparó otro gran número de elogios con su propuesta para Iveta Makuchyan por Armenia, incluyendo el uso de hologramas, diseñados por ella misma y la no menos espectacular escenografía que también realizó para Chipre con Minus One como abanderados.