En un hecho sin precedentes, TVE no emitirá programa previo al Festival en ninguna de sus cadenas sino que lo marginará en la residual para el público en general página web. Un previo que dará comienzo a partir de las 19:30 y que durará 90 minutos pero que de poco o nada servirá para enganchar a la audiencia general al estar enfocado exclusivamente al público eurofan, al que ha sentado como un jarro de agua fría este nuevo desdén de la corporación hacia su producto no deportivo estrella que no es otro que el Festival de Eurovisión.

Y ahí no queda todo porque el Madrid Open de Tenis que se celebrará en la capital española del 5 al 14 de mayo y cuyos derechos televisivos en España tiene en exclusiva TVE podría desplazar la final del ESC a La2. Los derechos de emisión estipulan por contrato que si un tenista español disputara cualquiera de las semifinales masculinas que se celebran el sábado, TVE está obligada a emitir el partido a través de la primera cadena. La primera semifinal se disputará a partir de las 16:30 (+1GMT) mientras que la segunda dará comienzo a las 21:30 por lo que en caso de que haya algún español en la segunda semifinal o en ambas, la final del ESC se vería relegada a La2 de TVE.

Lo mismo podría pasar con la final femenina del Madrid Open que daría comienzo a las 19:00 (+1GMT) y que por el mismo contrato de derechos de emisión, obligaría a TVE a emitirlo en La1 si una tenista española la disputase por lo que si el partido se alargara más allá de las 21:00 también desplazaría a Eurovisión a la segunda cadena.

Un capítulo más del bochornoso trato que desde hace años dispensa TVE a su producto televisivo no deportivo estrella, el culpable de que rtve.es sea líder de visitas en mayo todos los años y líder en audiencia social.