Yoly García(Sevilla).-  Y ganó Rusia, y es que, aunque en el palmarés del Festival figure inscrito con letras de oro Portugal y Salvador Sobral, la competición mas intensa de esta edición se jugaba en la trastienda, en concreto, en los despachos de la UER, y se ha saldado con la victoria sin paliativos de Rusia, que ha conseguido no sólo salir indemne del conflicto( salvo una reprimenda por no asistir a la reunión de Jefes de Delegación y no emitir el Festival) sino que además su acérrimo rival, Ucrania, ha sido sancionado con 200.000 euros de multa  por los severos retrasos en la organización de Kiev 2017 y la falta de colaboración para la participación de la representante de Rusia Julia Samoylova lo que ha causado severos perjuicios a la marca Eurovisión, tal y como recoge el comunicado oficial emitido por la UER, donde detalla las decisiones tomadas por el Grupo de Referencia del citado organismo.

Según dicho comunicado, la UER estima que Rusia sólo va a recibir dicha amonestación ya que sus dos infracciones son consecuencia de la negativa de Ucrania a permitir la entrada a la representante rusa en su territorio.

Mientras tanto, las reacciones en Ucrania no se han hecho esperar. Zarab Alasania, director de la televisión ucraniana, ha manifestado a través de su cuenta personal de Facebook que la UER se ha puesto del lado de Rusia(que parece que va a presentar una demanda contra Ucrania) y que  han cumplido con los requisitos organizativos y que la decisión de no permitir la entrada al país de la representante rusa, Juliy Samoylova, no fue tomada por ellos sino por el Gobierno y el Servicio de Seguridad Ucraniano. Con todo, aunque piensan recurrir la sanción dentro de los 20 días de plazo habilitados , piensan que hubiera sido peor ser sancionados con la expulsión de 3 años que se había planteado en un principio.  Alasania ha confirmado que pagarían la sanción gracias a los  15 millones de euros que han recaudado con la organización del Festival, los cuales habían sido congelados la semana pasada por la UER.