Vuelve el tradicional Festivali i Këngës, sin cambios esperados. Antes de terminar el año se decidirá la primera candidatura para Lisboa 2018. El evento contará con dos semifinales los días 21 y 22 de diciembre y la final será el 23. En la edición número 56 se mantienen las a veces criticadas reglas: orquesta, sonoridad característica, canciones de hasta 4 minutos y cantadas en albanés, posteriormente adaptadas al género eurovisivo, aunque este formato no ha impedido buenos resultados desde su debut en 2004, un quinto puesto en ese año y un séptimo en Bakú 2012.

La prensa albanesa ha confirmado a Adi Krasta como presentador de las ceremonias, que lo hará por sexta vez. En Kiev, la albanesa Lindita quedó fuera de la final con un 14º puesto, pero será recordada por su nota aguantada durante 20 segundos en “World”.

Fuente: Wiwibloggs/Eurovision-Spain