Aunque ya habían pasado tres semanas de la celebración de la final del Festival de Sanremo, la RAI aún no se había pronunciado sobre su representación en el próximo Festival de Eurovisión y no ha sido hasta hoy que ya han hecho oficial lo más previsible de todo: “Non mi avete fatto niente”, la canción con la que Ermal Meta y Fabrizio Moro arrasaron en Sanremo, será la que abandere a la música italiana en la capital de Portugal.

La oficialización ha tardado más de lo habitual -“Occidentai’s karma” ya fue proclamada representante de Italia la misma madrugada de su victoria en Sanremo- debido principalmente a la agenda de Ermal Meta que tenía en el aire la contratación de varios conciertos en la semana del Festival de Eurovisión que han sido movidos en el calendario además de la petición a la EBU de certificar que la canción, cuyo estribillo fue reciclado de un tema que no pasó de las rondas preliminares de la categoría Giovani de Sanremo 2016 pero que nunca fue puesta a la venta, cumple con las normas del Festival de Eurovisión.

Ermal Meta consiguió por fin ganar Sanremo tras tres participaciones consecutivas -3º en el Giovani de 2016 y 3º en la categoría absoluta de 2016- y Fabrizio Moro venció la categoría Giovani en 2007 con el mítico “Pensa” y fue tercero en la categoría absoluta en 2010. Ambos serán el primer dúo masculino que representará a Italia en Eurovisión desde el formado por Raf y Umberto Tozzi en 1987, el primer dúo desde Jalisse en 1997 y Ermal Meta será el segundo artista de origen albanés que portará la bandera italiana desde Anna Oxa en 1989.