Tras el susto pasado hace escasos tres días cuando Mikolas Josef el representante de Chequia en Eurovisión 2018 este año con el tema “LIE TO ME”, hacia un salto mortal hacia atrás y se lesionaba un disco de la columna, todas las alarmas saltaron sobre su estado de salud y su participación en el concurso.

 

Como él mismo cuenta, visitó hasta 3 hospitales para poder hacerle pruebas varias, y poder confirmar su lesión obvia que le paralizó en un primer momento, estando incluso a punto de viajar a Praga, dejando y abandonando así el concurso.

 

El reposo y las sesiones de descanso y fisioterapia maratonianas han conseguido que Mikolas esté estable y pueda moverse y andar al menos. Lo que es claro es que la pirueta no va a poder hacerla. Mikolas afirma que la música no es saltos ni piruetas, sino algo mucho más. Lamentablemente ha tenido que ocurrir esto para darse cuenta. Así que no habrá por su parte salto alguno. Saldrá a escena y cantará que es lo que cuenta y poco más. 

Gracias a la organización de Eurovisión y al equipo de la UER han podido conseguir que todo vaya según lo planeado. Saldrá Mikolas y la delegación checa a escena para la segunda ronda de ensayos, pero solo harán pruebas de sonido, vestidos, luces y poco más. Han tenido que cambiar la puesta en escena checa de arriba a abajo, y poco a poco sabremos cómo queda la mis en prise definitiva.

 

Mikolas agradece a todo el mundo por sus muestras de afecto, desde la organización del Festival, hasta todos los médicos traumatólogos y de columna que le han observado, hasta los propios cantantes y rivales, que le han escrito, llamado y visitado, y cómo a todos los fans que desde toda Europa se han preocupado por él.

 

Mikolas Josef por tanto confirma que sí cantará y que aparecerá en escena. Lo que resta saber al detalle es cómo hará su interpretación en el escenario del Altice Arena, dada su situación de salud y el estado de su columna.

 

 

 

 

 

 

 

 

eurovision.tv