Un país que comienza a despegar en Eurovisión. Hungría se consolida como uno de los participantes estables de estos años, tras su regreso en 2011. Con una relativamente joven historia en el Festival desde 1994 (tras su no pase en la semifinal de 1993), Hungría parece tomarse en serio el Festival. De sus últimas participaciones, obtuvieron la final con NOX, Mágdi Rúsza en 2005 y 2006. Sin embargo, Csézy (2008) y Zóli Adok (2009) no contarían con la misma suerte, una suerte que recientemente si han tenido, con Kati Wolf (2011) y Compact Disco (2012). Si bien los resultados no han sido óptimos, ocupando en ambos casos el Bottom5, si han aportado variedad al festival.

UN PAÍS IMPLICADO

Profundizando en el panorama musical húngaro, nos encontramos con grandes caras conocidas en los últimos años. Csézy es una de las grandes voces del país, siendo considerada una de sus ‘viejas glorias’. El pasado año 2011 se comentó su intención de regresar al Festival, pero sin embargo, la trágica muerte de su manager supuso un fuerte revés a su carrera. Kati Wolf, por su parte, es conocida desde su infancia. Voz de la banda sonora de una de las series de dibujos animados más populares de Hungría, comenzó a forjar su carrera musical poco a poco. Su padre, Péter Wolf (director de orquesta habitual de los primeros años de Hungría en el Festival), fue su mano derecha. Publicó su primer disco antes de participar en el Factor X húngaro, en el cual finalizó sexta. Tras terminar, publicó su single, ‘Szérelem, miért múlsz?’, con el cual fue seleccionada para representar a su país en Düsseldorf. Partiendo como una gran favorita, terminó en el bottom, algo que ella ha considerado en diversas ocasiones como injusto.

Finalmente Compact Disco, es una banda de creación reciente que ha despegado con una rapidez asombrosa. Tal fue el caso, que fueron elegidos representantes de su país a los Europe VMA MTV Music del pasado 2011. Un año después ganaban el Festival de la Canción Húngara ‘A Dal’, y en consecuencia el pasaporte de Hungría a Bakú. Nuevamente, pasaron y quedaron antepenúltimos.

Pero el panorama musical húngaro quedó claramente explotado en la preselección ‘A Dal’ 2012. Tóth Gabi, un icono del pop-rock nacional optó a la victoria. Juli Fabian, destacada figura del soul también. A su vez, otras propuestas como Renata Tolvaj (ganadora del pop idol húngaro Megasztar) o Anti fitness Club, fueron candidatos sólidos, que supusieron toda una revolución musical en Hungría.

 

En definitiva, un país que parece apostar por Eurovisión, pese a su gran desconocimiento en el mundo eurofan.

COMPACT DISCO, POSIBLE JURADO

Como ya ocurriera en 2012 con Kati Wolf como jurado de la preselección, en 2013 corren los rumores de que algunos de los componentes del grupo Compact Disco pudieran ser los jueces de la preselección.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.