Tras las dos primeras semifinales, Suecia ya contaba con candidaturas dignas de una victoria. A mi parecer, las propuestas de Ellen Benediktson y Sanna Nielsen ponen de relieve un Melodifestivalen potente, aunque quizá no tanto como el de otros años. Con las dos primeras semifinales obtenemos cuatro finalistas y cuatro candidatos a ello en la repesca. A mi parecer, el Andra Chansen se ponía tremendamente interesante, con unos finalistas que como Yohio o Panetoz, a mi parecer hacían cojear un poco el evento del Friends Arena.

Pero, ¿qué nos deparaban las semifinales restantes, el Andra Chansen y la Gran Final? Pues he aquí mi valoración de todas ellas.

DELTÄVLING 3 – GOTEMBURGO. (15 de febrero).

El balance de la semifinal tercera es bastante bueno, con candidaturas potentes como las de Outtrigger, EKO, CajsaStina Äkerström o Ace Wilder.

1. “Echo” – Outtrigger (Letra y música: Joy Deb, Linnéa Deb, Anton Malmberg Hård af Segerstad, Outtrigger).

Sorprende que hayamos tenido que esperar tanto tiempo para poder encontrar un tema de metal alternativo nórdico. Y la espera merece la pena porque la candidatura me parece muy correcta. Puede resultar algo ‘pesada’ para aquel que disienta de escuchar este estilo musical, pero un servidor que únicamente lo hace cuando ve preselecciones para el Festival, y he de decir que me pareció una candidatura redonda. Gran apertura de la semifinal, que sin embargo contaría con temas también muy impactantes que pondrían en peligro el pase a la final del grupo ‘Outtrigger’.

Valoración (de 0 a 5): 4.

2. “Red” – EKO (Letra y música: Joy Deb, Linnéa Deb, Anna Lidman, Hannes Lundberg, Michael Ottosson).

La segunda posición suele exigir la necesidad de sorprender quizá, un poco más. Ni Mahan Moin ni The Refreshments consiguieron alcanzar una de las cuatro primeras posiciones partiendo de este puesto. En esta ocasión el grupo de EKO, a golpe de ‘synth’ acuden al Melodifestivalen mediante la ‘wildcard’ que anualmente concede la SVT a una de las 32 candidaturas. Un tema alternativo, fuertemente atractivo, con un directo redondo, que tiene su principal virtud como handicap: lo novedosa que resulta. Ace Wilder acecha con un tema rompedor y a fin de cuentas, EKO tiene todas las de perder con una candidatura que a mi parecer, es de las mejores que han pisado el Melodifestivalen esta edición.

Valoración (de 0 a 5): 5.

3. “Yes we can” – Oscar Zia (Letra y música: Fredrik Kempe, David Kreuger, Hamed “K-One” Pirouzpanah).

Las carpeteras son llamadas al voto en la tercera canción. Oscar Zía reúne los tópicos más manidos que se hayan podido acumular en tres minutos. Chico joven que parece bailar bien, con un tema ‘pegadizo’ y que canta con solvencia. No es un tema difícil de cantar, tampoco lo parece en la coreografía, pero al público joven debe resultarle muy atractivo y comercial. Oscar no me convence lo más mínimo y el tema me aburre soberanamente. Después de las dos primeras canciones esta me sabe a poco, a muy poco, y se cumplen mis peores pronósticos: consigue el ticket hacia la final. He aquí el tema que menos me gusta de los que competirán en Estocolmo.

Valoración (de 0 a 5): 1.

4. “Burning alive” – Shirley Clamp (Letra y música: Bobby Ljunggren, Marcos Ubeda, Sharon Vaughn, Henrik Wikström).

Shirley vuelve al Melodifestivalen, y de menuda forma lo hace. Clava el directo de un tema atractivo, muy bien interpretado. Nuevamente vemos uno de esos casos en los que el artista está por encima de la canción. A los que hemos escuchado en directo a Shirley, sabemos que canta cualquier cosa sin despeinarse y que el instrumento que reside en su garganta es impecable. Tiene carisma. Sin embargo, ni el vestido le hace justicia y parece que tampoco una canción que quizá también esté muy vista en un certamen cada vez más exigente, pero también cada vez más lleno de tópicos. Me quedaré con su ‘foolish me, foolish me…‘ que tanto me enamora.

Valoración (de 0 a 5): 4.

5. “All we are” – State of Drama (Letra y música: Göran Werner, Sanken Sandqvist, Emil Gullhamn, Sebastian Hallifax).

Al igual que Yohio, State of Drama repite Melodifestivalen. Tras su paso en la final de 2013, el grupo sueco viene a por todas con otro tema en le línea de ‘Falling’. ‘All we are’ es más himno, y como es inevitable, el haber participado antes, y siendo tan reciente su última participación, se tiende a la tan obvia comparación con el pasado año. ‘Falling’ convencía más que ‘All we are’ y aunque sea un buen tema y muy bien interpretado, quizá no hayan tirado la casa por la ventana y hayan bajado levemente el listón. En esta semifinal cualquier tropiezo no se perdona. Y así les pasó.

Valoración (de 0 a 5): 3.

6. “En enkel sang” – CajsaStina Äkerström (Letra y música: CajsaStina Äkerström).

A día de hoy ver una canción compuesta, producida y escrita por el propio intérprete resulta algo difícil. Y más aún en un festival en el que un compositor puede llegar a acaparar el 40% de las candidaturas. Demoledor, aunque como se establece la meritocracia, si los cuatro temas que corresponden al compositor, merecen estar allí, deben estarlo.

CajsaStina nos presenta la que quizá para mí sea la apuesta más personal y sensible de todo el Melodifestivalen. Me encanta el carisma que desprende, la voz, la puesta en escena, los gráficos que se superponen a su imagen en la pantalla. Todo tremendamente cuidado. Pero son precisamente este tipo de propuestas las que menos tiende a apoyar el público sueco. Es un tema que puede pasar desapercibido, pero que derrocha sensibilidad e intimismo. Una pena no haber podido verla repetir su actuación, aunque realmente con tan sólo haberla visto en una ocasión me basta. Impecable.

Valoración (de 0 a 5): 5.

7. “Busy doin’ nothin’” – Ace Wilder (Letra y música: Ace Wilder, Joy Deb, Linnéa Deb).

En un principio el tema de Ace podía ser uno más. Un tema alternativo y novedoso con una chica que con cierto descaro no tiene ningún reparo en hacer lo que hace y menos aún en cómo lo hace. Precisamente su actitud, que puede recordar a Lena Meyer Landrut en 2010, es lo que gana en ella. Un tema muy potente, que se queda fácilmente en la cabeza, que suena dentro de ti hasta la saciedad y que resulta atractivo. Ella, además de por su belleza, destaca por un estilo que gana enteros en directo y que tiene ese ‘deje’ o ‘atmósfera’ que puede enamorar con total facilidad al público.

Billete a la final, y Sanna ve peligrar el trofeo.

Valoración (de 0 a 5): 5.

8. “Around the world” – Dr. Alban & Jessica Folcker  (Letra y música: Dr. Alban, Jakke Erixson, Karl-Ola Kjellholm).

Uno de los momentos quizá más esperados de la semifinal era el que tenían que ofrecer Dr. Alban & Jessica Folcker. Un tema movido, pegadizo, pero quizá demasiado barroco y recargado. A mí personalmente esta candidatura no me convence, y no sé por dónde cogerla. Reconozco de primera mano que el tema lo levantó Jessica y que realmente, era ella quien podía haber hecho algo por meterlo en una de las plazas decisivas. Pero claro, en una semifinal donde lo alternativo ha enganchado y donde el nivel ha estado muy alto, un tema de estas características tiene pocas opciones de lucha. En todo caso, con opciones a un Andra Chansen muy solicitado.

Valoración (de 0 a 5): 2.

Ranking de esta semifinal:

1º “En enkel sang”, de CajsaStina Äkerström (5/5). (Resultado real: 7ª)

2º “Red”, de EKO (5/5). (Resultado real: 8ª).

3º “Busy doin’ nothing”, de Ace Wilder (5/5). (Resultado real: Final).

4º “Burning Alive”, de Shirley Clamp (4/5). (Resultado real: 6ª).

5º “Echo”, de Outtrigger (4/5). (Resultado real: Andra Chansen).

6º “All we are”, de State of Drama (3/5). (Resultado real: Andra Chansen).

7º “Around the world”, de Dr. Alban & Jessica Folcker (2/5). (Resultado final: 5º).

8º “Yes we can”, de Oscar Zia (1/5). (Resultado real: Final).

DELTÄVLING 4 – ÖRNSKÖLDSVIK (22 de febrero).

Buen broche para cerrar las semifinales, pero rodeado de tópicos que pueden resultar repetitivos: ‘Natural’ de Anton Ewald compite con ‘Yes we can’ de Oscar Zía, que tiene plaza en la final, y ‘Raise your hands’ Ammotrack con ‘Echo’ de Outtrigger en el Andra Chansen.

1. “Blame it on the disco” – Alcazar (Letra y música: Fredrik Kempe, David Kreuger, Hamid “K-One” Pirouzpanah).

Si hay un grupo estrella que da personalidad al Melodifestivalen, ese es Alcazar. Uno de los mitos vivos que pisan el escenario del certamen sueco y que traen consigo una masa de seguidores que apoyan el característico estilo del trío. ‘Blame it on the disco’ no defrauda y ofrecen un show digno de final. A mi parece temas como ‘Stay the night’ o ‘Lifelines’ están por encima de este, lo cual no quiere decir que no me guste. En líneas generales me parece una candidatura correcta, la cual no llevaría ni por asomo a Eurovisión. Es una gran apertura de la semifinal.

Valoración (de 0 a 5): 3.

2. “Fight me if you dare” – I.D.A. (Letra y música: Albin Nicklasson, Nicklas Laine, Louise Frick Sveen).

Rompedora la opción que ofrece I.D.A. ‘Fight me if you dare’ se queda con facilidad. Lo que no me convence es el vestuario ni la puesta en escena. No ofrece nada nuevo en ese aspecto y por tanto sus opciones de una posición competitiva se desvanecen con una posición que tampoco resulta destacable. Una canción que podría haber sido mucho más aprovechada. Es una lástima.

Valoración (de 0 a 5): 3.

3. “Hollow” – Janet Leon (Letra y música: Karl-Ola Kjellholm, Jimmy Jansson, Louise Winter).

Pero claro, si hablamos de temas desaprovechados, la palma es para ‘Hollow’ de Janet Leon. Un festival de desafinamiento en tres minutos. La imagen de fragilidad y candidez que derrocha Janet Leon se rompe con un directo pobre y una puesta en escena típica a más no poder. La pareja de bailarines es un recurso clásico y ya innecesario. Las historias de amor las comprendemos sin grandes ornamentos, querida. Y sino que te lo explice Molly Sanden con su ‘Why Am I Crying?’, a la cual me trae algún recuerdo. El tema es una verdadera pasada, pero ella abre la carnicería después de I.D.A y la cierra antes de que lleguen los Ammotrack.

Valoración (de 0 a 5): 3.

4. “Raise your hands” – Ammotrack (Letra y música: Jari Kujansuu, Thomas Johansson, Calle Kindbom, Mikael de Bruin).

Rock y espectáculo. Ammotrack parte de una semifinal en la que rompe con todo lo que le ha llegado antes. Tan sólo Alcázar con su espectacular apertura puede hacer algo contra Ammotrack. La puesta en escena y el vestuario van acordes a una actuación que atrae. No es un estilo que personalmente me apasione, y por ello tampoco votaría por ellos.

Valoración (de 0 a 5): 3.

5. “Hela natten” – Josef Johansson (Letra y música: Peter Boström, Thomas G:son, Josef Johansson, Peo Thyrén).

Cuando comprenda algo de esta candidatura la valoraré. Hasta ahora todo me parece bastante extraño a la par que esperpéntico en el ‘Hela natten’.

Valoración (de 0 a 5): 1.

6. “Ta mig” – Linda Bentzing (Letra y música: Nicke Borg, Jojo Borg Larsson).

Uno de los nombres más conocidos del Melodifestivalen vuelve al certamen desde que lo hiciera en 2011. ‘Ta mig’ tiene opciones, es atractiva, pero tampoco suena a ganadora ni a potencial favorita. Linda Bentzing debe seguir buscando el tema redondo para representar a Suecia. ‘Ta mig’ no es ese tema.

Valoración (de 0 a 5): 2.

7. “En himmelsk sang” – Ellinore Holmer (Letra y música: Ellinore Holmer, Vanna Rosenberg, Åsa Schmalenbach).

La delicadeza y dulzura que desprende Ellinore si me convence, a diferencia de la de Janet Leon. Ellinore enamora, aunque no precisamente por su vestuario-tapizado. ‘En himmelsk sang’ tiene ‘eso’ que te hace sacar el mechero y mover los brazos, que te agita y te conmueve. Me parece una ‘delicatessen‘ de la edición.

Valoración (de 0 a 5): 5.

8. “Natural” – Anton Ewald (Letra y música: John Lundvik).

¿Dónde estás, Anton? ¿Por qué?

Que alguien me explica por qué se ha echado a perder un artista de esta manera. Vuelve a caer en el tópico pensando que repetiría el éxito de 2013. “Natural” me parece un buen tema pero me parece que es el refrito del refrito. Anton para variar, baila estupendaente, aunque tiene cierta atracción por su paquete, lo cual en exceso puede resultar ordinario, como me ocurre. No creo que su intento por remarcar su miembro viril pueda hacer mucho por sus opciones de ganar el Melodifestivalen. Otro año será, cuando estés menos salido.

Valoración (de 0 a 5): 3.

Ranking de esta semifinal:

1º “En himmelsk sang”, de Ellinore Holmer (5/5). (Resultado real: Andra Chansen).

2º “Blame it on the disco”, de Alcazar (3/5). (Resultado real: Final).

3º “Hollow”, de Janet Leon (3/5). (Resultado real: 8ª).

4º “Raise your hands”, de Ammotrack (3/5). (Resultado real: Andra Chansen).

5º “Fight me if you dare”, de I.D.A.  (3/5). (Resultado real: 6ª).

6º “Natural” de Anton Ewald. (3/5). (Resultado real: Final).

7º “Ta mig”, de Linda Bentzing. (2/5). (Resultado real: 7º).

8º “Hela natten”, de Josef Johansson (2/5). (Resultado real: 8º).

ANDRA CHANSEN – LINDKÖPING (1 de marzo)

En una repesca de escándalo, Suecia se juega más de lo que piensa. Bien se demostró que perfectamente un artista que salga de aquí tiene las mismas opciones de vencer que cualquier otro de los que ya estén dentro, como ocurrió en 2013 con “You” de Robin Stjenberg. ¿Y por qué? Porque en la Gran Final hay un jurado internacional y porque los gustos y preferencias del público pueden variar.

De los aquí presentes tengo cuatro claros favoritos: Linus Svenning, Ellinore Hollmer, Helena Paparizou y Martin Stenmarck. Con opciones de hacer algo en la final, veo con posibiliades a todos menos Ellinore, y por ello en un primer momento me parece la más descartable. Cualquiera de los tres restantes me parecen competentes para tener aspiraciones en una final que ofrecerá sorpresas.

Finalmente Helena venció a Outtrigger y Linus Svenning a Martin Stenmarck. Me alegra haber visto esta versión tan moderna y alternativa de Martin.

GRAN FINAL – ESTOCOLMO (8 de marzo)

El Melodifestivalen cierra las filas de su edición de 2014 y lo hace como en 2013: rodeado de incertidumbres. En un primer momento son dos las artistas que parten como favoritas: Sanna Nielsen y Ace Wilder. Cada una de ellas representa cosas muy distintas, quizá antagónicas.

Sanna Nielsen representa la música sueca más tradicional y clásica. Puede pecar de tópico, pero ciertamente la ejecución de Sanna, la puesta en escena y la atmósfera que crea son muy superiores a cualquier comparación. Quizá el jurado internacional pueda aupar más a Sanna Nielsen y su fama en Suecia pueda darle el triunfo, que tan merecido tiene tras siete intentos.

Ace Wilder propone lo alternativo y rompedor. Lo arriesgado, jugando al ‘todo o nada’. Cada día que pasa le recorta la distancia a Sanna Nielsen. Pienso que el jurado internacional puede colocar a Ace Wilder muy cerca de Sanna, e incluso superarla por poco, y el público sueco bien puede auparla con un gran margen o colocarla en una posición más baja.

Son todo incógnitas, y realmente no hay que descartar ninguna opción. Otros artistas como Helena Paparizou, Yohio, Anton Ewald o Linus Svenning también vienen pisando fuerte y posiblemente puedan otorgarnos algún susto, aunque principalmente la cosa esté entre Sanna y Ace.

Por la cola veo a Panetoz, Oscar Zia y Alcazar. Ellen Benediktson es la caja de sorpresas, no sé qué esperar de ella. En todo caso, espero que sea algo bueno.

Acaba el Melodifestivalen, y todos pegados a la pantalla a partir de las 20.00h.

Sígueme en Twitter: @cehache_

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.