La UER ha aprobado mediante su ejecutivo supervisor Jon Ola Sand y el presidente del Grupo de Referencia de la EBU Frank Dieter Freilling y publicado en su web oficial, el orden de actuación de las dos semifinales del Festival de Eurovisión que el próximo mes de mayo se celebrará en Copenhague. El criterio para establecer el mencionado orden es el mismo que implantó la UER y la SVT (la televisión pública de Suecia) en Malmö 2013 y que otorga libertad a los productores encargados de la organización del evento para decidir los puestos de salida de cada canción en ambas semifinales y final:

 

Semi-Final 1

  1. Armenia
  2. Letonia
  3. Estonia
  4. Suecia
  5. Islandia
  6. Albania
  7. Rusia
  8. Azerbaiyán
  9. Ucrania
  10. Bélgica
  11. Moldavia
  12. San Marino
  13. Portugal
  14. Países Bajos
  15. Montenegro
  16. Hungría

 

Semi-Final 2

  1. Malta
  2. Israel
  3. Noruega
  4. Georgia
  5. Polonia
  6. Austria
  7. Lituania
  8. Finlandia
  9. Irlanda
  10. Bielorrusia
  11. A.R.Y. Macedonia
  12. Suiza
  13. Grecia
  14. Eslovenia
  15. Rumanía

 

Este sistema sustituye desde el pasado año el tradicional sorteo que efectuaban los jefes de delegación de cada ente participante pocas fechas antes de la celebración del ESC y que, no pocas voces críticas con el actual sistema, defienden su restauración. El hecho de que la televisión organizadora pueda establecer a su libre elección algo tan importante y, en cierta medida, casi determinante en el resultado en Eurovisión como es el orden de actuación ha levantado numerosas suspicacias y dudas ante la limpieza o no de éste.

 

Uno de los interrogantes que plantea el sistema, en una hipotética victoria de Armenia en el ESC, es si la UER y la televisión pública del país caucásico garantizarían la limpieza a la hora de establecer el orden de actuación de la canción representante del país enemigo nacional que es Azerbaiyán (en disputas territoriales desde 1988) conociendo además año a año los continuos sabotajes mutuos que se efectúan ambas naciones en la retransmisión del Festival de Eurovisión que -para variar- la UER hace oídos sordos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.