Se acerca Eurovisión 2014. Tan sólo dieciséis días para la primera semifinal del evento europeo y es momento de comentar las candidaturas. Para ello he confeccionado mi top36. Sí, 36. Sobre España hablaré el último día para poder comentarla ampliamente y diré qué puesto ocuparía en mi top de haberla incluido.

Pero ahora, y al más puro estilo ‘Un prínicipe para…‘ me coloco el hábito de Luján Argüelles y os presento al primer grupo: los cuadros. Esas candidaturas que no sé qué pintan, que me tienen desconcertado y que por supuesto, ocupan las ultimísimas plazas de mi top, al considerarlas las peores candidaturas de la edición. Así que, que comience el show. En primer lugar emitiré una valoración de todos los países por mi orden de preferencia. Luego, dedicaré una entrada única a España y posteriormente haré mis conjeturas y vaticinios. Este top es de preferencias personales.

 

Letonia

36

LETONIA

Cake to bake‘ – Aarzemnieki

La fórmula de la ‘chupipandi‘ letona me trae por el camino de la amargura. Y encima los panaderos le hacen un vídeo. Virgen de la Luz. No es para menos.

Letonia es el país del ‘last position‘. Cada año se lo curran, sí pero para rondar las últimas plazas (sino la última) de cada semifinal, porque salta a la vista que la Final ni la catan. Espero que este año tampoco, ya que el ‘Cake to bake‘ se lo van a hacer en Riga -o así debieran- viendo la Gran Final y preguntándose el por qué de su existencia musical en esta línea.

Pero estas candidaturas, que tan poco me llaman y menos aún aportan, pueden ser bien planteadas. Ejemplo del ‘buenrollismo‘ y corrección fue Malta el pasado año. Pero los letones prefieren plantarse con una guitarra con ‘cutre-pegatina’ adherida y una semanita sin catar la ducha. Todo muy desagradable para un país que sintiéndolo mucho, puede quedarse en Riga y ceder su puesto. ¡Jesús, por qué!

Cero patatero. Ni las gracias por venir.

lituania-150x150

35

LITUANIA

Attention’ – Vilija Mataciunaite

No nos vamos lejos, porque los países bálticos este año están que lo tiran. El siguiente en rodar es Lituania, con su pseudo-moderno pop. Un verdadero cuadro donde lo haya que no hay por donde coger. A golpe de tutú y de ‘baile’ de meter los dedos en el enchufe, Vilija Mataciunaite nos ofrece un show que no ofrece nada, valga la redundancia. Una canción sosa, insulsa, repetitiva, histriónica. Sólo espero que Lituania rompa su racha de final tras final y que esta muchacha pague el pato. Vaidas Baumila podría haber salvado esta canción es un puesto así, y si hubiera pasado a la final, hubiera sido mucho más discreto que si lo hace esta muchacha que a mi parecer, no merece ni de lejos tal honor.

Propia compositora de su canción, puede esperar en la salida a los Aarzemnieki para volverse juntitos llorado en el avión a sus discretos países, que poco parece querer hacer por ganar un Festival que gracias a Dios, no depende de su música.

Y continuamos para bingo.

bielorrusia-150x150

34

BIELORRUSIA

Cheesecake‘ – TEO

Y es que los países ex-soviéticos están que lo tiran. Llega Bielorrusia con su pseudo Tom Jones. Un pseudo muy lejano, ya que ni se asoma a tres universos de lo que es el propio Jones. Teo juega sus cartas con un tema que entretiene, pero ya. Su actitud de lobo conquistador que acecha a su particular Nicki Minaj bielorrusa (véase el videoclip), me parece divertida, pero denota cierta soberbia que me retrae. Teo interpreta bien, canta bien, pero la candidatura en sí hace aguas por todas partes. Ni me convence, ni me conquista, ni me agrada si quiera. Es muy pasable. Creo que puede conseguir ‘in extremis‘ una plaza en la final contra todo pronóstico y sería por hacer mover el pie durante su actuación en un Festival en el que las baladas son mayoría, y en el que pueden ser las que pasen por una criba de aúpa. Temas así, que si bien movidos no valen ‘dos reales’, pueden revalorizarse ante tanto tema lento. Qué decrepitud. Con Letonia y Bielorrusia cerramos la carta de las tartas. ¿Saben ya que pastel tomarán los señores?

albania

33

ALBANIA

One night’s anger‘ – Hersi

A este país, generalmente le suele funcionar bastante bien la chapa y pintura. Llevan la canción al taller y tal y como hace Ucrania, se cascan una versión que no se parece ni por asomo al tema inicial y convierten su tímida propuesta en un caballo ganador.

Bien, puesto no ha ocurrido este año.

La Shakira albanesa que igual te planta un quiebro que un gallo en su estudio, se pilla el enfado de una noche (y el de todas horas) con una canción que a mi me dice algo, pero ella me horroriza. Sus gestos, su rostro, su necesidad de resultar misteriosa le hace parecer una loca desesperada que busca dar de golpes al de la capucha. El vídeo en sí es el mayor cuadro del Festival y no es para menos. Ir en botas por la playa mientras te despiertas en la orilla, fruto de una noche loca en el Joy Eslava.

La canción en el FiK me encantó, y pensé que la tendría al menos, entre mis quince favoritas. Desde entonces se ha ido desinflando y se ha diluido con los mojones de la edición, y para mí Albania, necesita repensar su línea de ruta en el Festival, que tan bien encaminada estaba con artistas como Juliana Pasha, Aurela Gaçe o Rona Nishliu.

Hersi, ¡vete al Joy!

georgia-150x150

32

GEORGIA

Three minutes to Earth‘ – Mariko & The Shin

La incomprendida y dispar Georgia es uno de los países que pertenecen a mis ‘guilty pleasures’. Pero este año, no cuela.

La maravillosa Mariko Ebralidze tiene una voz de escándalo. De esas que con un baladón (sí, otro más) se hubiera comido a muchas otras y nos habría dejado con la boca abierta. Pero no, le endosan al ‘papuchi‘ y amigos varios georgianos varios de las calles de Tbilisi, y a Eurovisión.

El tema, que conste, me parece agradable a la escucha. Pero su look de naturistas/ecologistas/hippies descafeinados me echa para atrás. Me ocurre algo parecido que con Letonia, solo que la canción letona me parece un mojón en mayúsculas y este me parece un tema folk bien interpretado pero que aún así no tiene nada que hacer.

Ay Georgia, qué sinvivir. Cuándo volverás a los tiempos de mis adoradas Sopho Khalvashi, Diana Gurtskaya o Sopho Nizharadze. Ahora, que lo de Georgia es nuevo. Ya nos quisieron dar el susto de la extravagancia mal llevada en su breve paso por 2009 con Stephane & 3G, algo que luego reconfirmarían con sus cuadros de Anri Jokhadze y ahora este. Quién le pone la pierna encima para que no levante cabeza.

eslovenia-150x150

31

ESLOVENIA

Spet (Round and Round)‘ – Tinkara Kovac

La poca representación de la antigua yugoslavia se queda para vestir santos. Eslovenia, ese pequeño país tan maltratado en Eurovisión para muchos (no para mí), nos trae una de sus candidaturas más decentes. Y como es ya tradición, no me convence en nada.

La nueva versión nos aporta una estética parecida a la que ya lució la Kovac en sus actuaciones del EMA 2014. ‘Spet (Round and Round)‘ es agradable, pero se me hace repetitivo y me cuenta poco, más bien nada. No dudo de sus opciones pero no será para mí, a quien le he colgado la medalla número 31 con la que se puede volver a su casa bien contenta. Anhelo la Eslovenia de Alenka Gotar y Maja Keuc.

Pero bueno, a ella sí: gracias por venir.

[IMPORTANTE: del 30º al 27º, son países que no me importaría en absoluto ver en la Gran Final del 10 de mayo, pero que por motivos de espacio, se quedan fuera de mi final perfecta].

islandia-150x150

30

ISLANDIA

No prejudices‘ – Pöllaponk

Ahora bien, si hay un país que me de pena tener aquí, es Islandia. Un país que año tras año demuestra sus altas aptitudes para convencer en un Festival en el que sus propuestas tienen su sello año tras año. Y cuidado, este año también. Pero no por llevar su sello va a dejar de pertenecer al grupo de ‘cuadros’ que engalana la edición 59ª del certamen.

Islandia nos presenta un tema protesta, de aquellos que hacía Serrat antaño. Luchan contra los prejuicios con un himno pegadizo, que te arranca una sonrisa cuando les ves reivindicando en el escenario con sus pintas. El tema se pega, pero claro, en la terna de los 37 se queda a medio gas, más detrás que delante. Pues eso, en un puesto 30 para los islandeses. No obstante, espero que puedan conseguir una plaza en la Gran Final si consiguen transmitir su mensaje y se dejan de llamar tanto la atención. Si es por el mensaje, podrían tener un pie en el 10 de mayo. Pero los vaticinios llegarán. Todo a su tiempo.

irlanda-150x150

29

IRLANDA

Heartbeat‘ – Can-Linn feat. Kasey Smith

Pero si hablo de penas tengo que hablar de Irlanda. Su uso del folk creen que será suficiente para llegar a una gala final en la que puede haber tortas por un pase. Irlanda nos trae una propuesta tradicional que lleva la bandera bordada sólo con escuchar el estribillo. ‘Heartbeat‘ se deja querer pero no me parece un temazo como muchos aseguran. Ni siquiera se me asemeja a ‘Only teardrops‘ ni veo que tenga aires de ganadora. Estaría feliz de poder ver a los irlandeses nuevamente en los altos puestos, pero dudo de la capacidad de esta candidatura de hacer algo grande en la final, de llegar a ella. Su mensaje esperanzador para un país magullado por la crisis económica y financiera que España también conoce (y muy bien), puede servir de pretexto para que los espectadores y el jurado den sus votos.

El principal handicap que encuentro en la candidatura de Eire, es la propia puesta en escena con una cantante que no es la octava maravilla vocalmente hablando. Lisa y llana como una tabla, la puesta en escena sabe a poco, y los bailarines nos recuerdan a lo que ya hicieron en 2013 y que tan nefasto resultado les dio. Ahora Portugal usa una performance parecida. A todos les veo más o menos igual.

Ella no me transmite lo más mínimo y si ya no lo hizo con una canción tan simple como ‘Kiss me‘, menos aún con esta.

Irlanda, no te reconozco.

suiza-150x150

28

SUIZA

Hunter of stars‘ – SEBalter

La fiebre del country llega a Eurovisión gracias a Suiza, Malta y Países Bajos. Y de las tres, esta me parece la gran perjudicada, si bien es precisamente la más desenfadada y divertida de ellas.

SEBalter, como se hace llamar este apuesto muchacho de la Europa occidental, nos entretiene con su violín y su sonrisa. El tema entretiene, hasta puede enganchar, y quién sabe, aunque todos sabemos lo maltratada que es Suiza año tras año. Para ellos la final es como para España un top3.

Suiza consigue gustarme, me llama la atención, pero hay bofetones por estar entre los veintiséis primeros y Suiza no es uno de ellos. No obstante, no me desagradaría en nada ver a este país en la final, como tampoco Islandia o Irlanda.

polonia-150x150

27

POLONIA

My słowianie (Slavic girls)’ – Donatan & Cleo

Parece que Polonia vuelve y tiene un regreso triunfal. Las chicas eslavas de Donatan & Cleo, enseñan sus pechos por doquier e intentan darle un aire erótico a un Festival cerrado a él de por sí con candidaturas muy sobrias. El punto ‘cochino’ de la edición viene de la mano de Polonia, que lasciva, conquista por enteros puestos en mi top. Pero hasta aquí hemos llegado.

El tema en sí me agrada, es pegadizo, pero la temática me echa para atrás, y el vídeo más aún. Sin embargo, habiendo visto la puesta en escena que tienen preparada y maquetada para el Festival, solo puedo dar la enhorabuena a la delegación que ha ideado tal cuadro, que de estrambótico me gusta. Si fuera por la realización filtrada podría estar perfectamente en la final,  pero he de ser ecuánime y esperar a verlas todas para poder realizar las modificaciones pertinentes en mi top. De momento Polonia se coloca en un honroso puesto 27º de mi top y apunta maneras para zambullirse en algún puesto de mi final una vez pase el Festival.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.