Ayer a las 19.00 horas de la tarde la delegación española aterrizaba en Copenhague. Ruth Lorenzo y su equipo se prepararía para el primer ensayo que tendría lugar hoy en torno a las 14.10 de la tarde. Sin embargo, por diversos motivos de organización, el inicio del mismo ha visto retrasada su hora de inicio un cuarto de hora más. Por tanto, el ensayo daba comienzo en torno a las 14.25 horas en el B&W Hallerne.

Con un vestido simple y blanquecino, Ruth Lorenzo se ha subido a un escenario donde ha cumplido su promesa: la lluvia. No física, pero sí digital, además de los fondos. Durante los primeros diez segundos que la murciana y su equipo dejaron de margen al inicio, podremos ver planos de lluvia en 3D que simularán estar cayendo sobre el escenario. La tecnología más avanzada y desarrollada en la tercera dimensión tendrá lugar en el Festival de la mano de España en 2014, lo cual será, indudablemente, una de las grandes bazas de nuestra candidatura, y un elemento en el que la DR demostrará su capacidad organizativa y técnica.

Finalmente los coros podrán verse en la actuación, a la izquierda de Ruth Lorenzo. Las cuatro coristas elegidas arroparán así desde el escenario a nuestra representante, la cual ha añadido nuevos arreglos en las voces de fondo para dar énfasis al tema en directo. Además, podemos observar una evolución vocal en la artista, la cual abandona su excentricidad e histrionismo por un tono más comedido y reservado, sin renunciar por ello a la esencia de la propia artista, la cual ha dado una vuelta de tuerca al tema en este primer ensayo, que ha recogido una gran ovación entre la crítica.

Las reacciones de las casas de apuesta han sido claras. Según recoge Oddschecker, Ruth Lorenzo estaría aproximándose a pasos de gigante a una candidatura rumana que no termina de cuajar y que puede caer un puesto a favor de una Ruth Lorenzo, que cada vez está más cerca de conquistar su plaza en el top10 de las apuestas. Un top10 que parece cada vez más real para una candidatura que ha dejado la incertidumbre de la lluvia hasta el final.

Ensayo 1

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.