El próximo festival de Eurovisión ya tiene precio: 25 millones de euros. Así lo ha hecho saber la propia cadena anfitriona, la ORF, que en pleno proceso de elección de la sede -que finalizará previsiblemente en lo restante de mes-, ha presupuestado el evento en dicha cuantía.

CIFRAS PROVISIONALES

Pero dicha cifra no es más que una tasación provisional. El ente ha provisto en las arcas, diez millones adicionales a los cuales se podrá recurrir en caso de imprevisto, llegando así hasta los posibles 35 millones. No obstante, son cifras que están sujetas a cambios, ya que el precio variará levemente en función de la ciudad elegida, a saber entre Viena (Stadthalle y Neu Marx), Innsbruck (Olympiaworld) o Graz (Stadthalle). La cadena ha avanzado que viajará a cada una de las cuatro posibles sedes de las tres ciudades, para valorar in situ las opciones y características de cada emplazamiento para realizar los informes vinculantes y necesarios sobre los cuales se tomará la decisión final: la sede de Eurovisión 2015. Para ello, también se reunirán con las autoridades locales competentes.

El que parte como favorito sería el Stadthalle de Viena, aunque como se avanzó hace días, existen aún problemas con el día. Pese a ello, Michael Häupl, alcalde de la capital austríaca, ha barajado la opción de la construcción de un nuevo recinto para albergar el Festival y, posteriormente, otros eventos. En segundo lugar se baraja la ciudad de Innsbruck, pareciendo Graz la principal perjudicada en la carrera hacia Eurovisión.

Aun así, la propia cadena ha aclarado que se prevén ingresos cuantiosos ya que son más de 8 horas de shows en prime time.

AUSTRIA ELEVA EL COSTE DE LOS ÚLTIMOS AÑOS

Recientemente, los países ganadores, como Noruega, Suecia o Dinamarca, quisieron atraer la participación y el interés por la victoria de otros países organizando festivales austeros. Las tres ediciones de 2010, 2013 y 2014 rondaron los 10 millones de euros. Lejos de estas cifras, nos encontramos con las desorbitadas cifras de Moscú en 2009 y Bakú en 2012, que alcanzaron y superaron los 100 millones. Cantidades faraónicas con resultados faraónicos: cuestionados escenarios de dimensiones desproporcionadas para promocionar su cultura y economías fluctuantes.

Si bien Austria se alejará de las cifras de 2009 y 2014, elevará levemente el presupuesto de las sedes nórdicas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.