La próxima edición del Festival de Eurovisión ya trae consigo la primera novedad: el Festival estrenará nuevo logo.

 

Con la finalidad de modernizar la imagen corporativa del Festival, los nuevos diseñadores han optado por pulir los trazos de pincel que acompañaban la letra y el estilo de la imagen. De esta manera, queda un estilo más limpio y pulido, y  por ende, más fácil de recordar. La comodidad que ofrece hace que el nuevo diseño sea más versátil y asequible.

Los cambios han sido leves pero son reconocibles. La UER no quiere desligarse de la imagen del certamen centrada en el corazón con la bandera del país anfitrión, y es por ello por lo que continuará haciendo uso de la misma idea pero puliendo los detalles mínimos para que la imagen del Festival esté a la vanguardia.

En la noticia oficial de Eurovision.tv, podéis observar los principales cambios y el proceso seguido para llegar del antiguo diseño al nuevo, que estrenará la edición celebrada en Austria.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.