VIENA – La capital austríaca ha sido finalmente la ganadora en la puja por Eurovisión 2015. Así lo ha anunciado hoy la UER, que junto a la ÖRF, han llevado a cabo un minucioso estudio de las alternativas posibles para albergar el certamen europeo. Finalmente, y tras una fuerte rumorología, ha sido Viena la elegida para la celebración y hospedaje del 60º Festival de la Canción de Eurovisión. Innsbruck y Graz veían así frustradas sus opciones por engalanar sus calles con el Festival.

El estadio elegido para Eurovisión es el Wiener Stadhalle. Obra del arquitecto austríaco Roland Rainer, fue construido entre 1953 y 1958. Con una capacidad de 16.0oo espectadores, cuenta con un amplio espacio donde poder hacer realidad el sueño de la capital. Recordemos que la última y única vez que lo consiguió fue en 1967. 47 años después, Viena volverá a llevar Eurovisión al resto de Europa.

No obstante, la capacidad disponible para todos los espectáculos se darán a conocer en los próximos meses cuando todos los detalles estén ultimados.

En palabras de Jon Ola Sand, supervisor ejecutivo del Festival de Eurovisión:

Estamos muy contentos con la decisión de la ÖRF de elegir Viena como ciudad anfitriona del próximo Festival de Eurovisión. Estamos seguros de que la ciudad tiene la experiencia, las personas y las instalaciones suficientes para acoger el evento de entretenimiento más importante del mundo. Con la cooperación entre Viena, la ÖRF y la UER, estoy seguro de que veremos tres espectáculos asombrosos en mayo.

Por su parte, el Director general de la ÖRF, Alexander Wrabetz,  ha asegurado:

Viena es la ciudad de la música y las artes en el corazón de Europa. Juntos haremos todo lo posible para conseguir una impresionante 60ª edición del Festival de Eurovisión.

La capital acogerá los días 19, 21 y 23 de mayo las tres noches de Eurovisión. Lo hará tras la flamante victoria de Conchita Wurst con ‘Rise like a Phoenix‘ en Copenhague el pasado 10 de mayo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.