Grecia confirmó su participación para 2015 antes de que acabara el plazo, junto con otros 38 países. Sin embargo, dicha confirmación podría no garantizar su presencia en Viena. El motivo es que, como ya anunció esta página web el pasado 16 de septiembre, sus circunstancias son, cuando menos, complicadas.

Una de las posibles soluciones que había propuesto la UER es que la cadena encargada del festival en Grecia, NERIT, agilizara los trámites y pasara a ser miembro antes del sorteo de las semifinales, que tendrá lugar en enero. El problema es que el proceso sigue en jaque y, además, la UER no parecer tener plena confianza en NERIT: aparte de poner en entredicho su transparencia, ha afirmado que no admitirá concesiones hacia el país heleno por segundo año consecutivo.

Las relaciones entre ambas entidades no parecen estar en su mejor momento y esto dificultaría en gran medida la participación de Grecia en Eurovisión 2015. En principio aún hay tiempo para llegar a un acuerdo, pero lo innegable es que el festival perderá parte de su esencia si tiene que renunciar a uno de sus concursantes más emblemáticos de los últimos años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.