“Te has pasado de la raya”. No son palabras nuestras sino de Mónica Naranjo que de esta forma tan vehemente ha reprochado no exenta de razón el desafortunado comentario utilizado por Joaquín Sabina a la hora de justificar su precipitado abandono en el concierto que anoche ofreció en Madrid ante cerca de 100.000 asistentes y que abría su nueva gira de conciertos.

Consideramos muy grave que un artista de la talla y la repercusión de Joaquín Sabina frivolice de esta manera tan burda, vulgar y con tan mal gusto además del ánimo de hacer un chiste fácil en base a un asunto tan serio y delicado como es un problema de salud de una compañera. Desde este medio no vamos a entrar en las razones del posible problema de salud que le obligó a cerrar por anticipado su directo de anoche pero lo que no podemos y debemos obviar es que el jienense, con o sin mala intención, ha faltado gravemente el respeto de una compañera de profesión que no pasa ahora mismo por su mejor momento, una compañera que es, al margen de gustos, una de las más grandes intérpretes de este país y que merece por parte de sus homólogos un mínimo de respeto y cariño. Creemos que su “he tenido un Pastora Soler” es una frase vomitiva e inadmisible y que merece no solo una pronta rectificación por parte de su autor sino unas sinceras disculpas hacia la aludida. Suponemos que a él no le hubiese gustado que un compañero de profesión dijese en 2001 que sufrir un ictus es sinónimo de “he tenido un Joaquín Sabina”.

Dicho lo cual, aprovechamos para enviar todo nuestro ánimo y cariño a Pastora Soler tras este atropello moral y como lo cortés no quita lo valiente, tambiçen desear una pronta recuperación a uno de los más grandes de la historia de nuestra música como es Joaquín Sabina cuyo nombre es esencial para entender el transcurso del pop y el rock en castellano en los últimos 35 años.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.