José Antonio Ayala (Alicante) – El mítico Udo Jürgens, uno de los compositores más prolíficos del pop austriaco y representante de Austria en Eurovisión durante 3 ediciones consecutivas (1964, 1965 y 1966) y ganador en su última participación, ha fallecido a los 80 años de un fulminante infarto mientras paseaba en Münsterlingen (Suiza).

Udo Jürgens nació en el seno de una acomodada familia de origen alemán el 30 de septiembre de 1934 en Klagenfurt (Austria), emprendió su exitosa carrera musical en 1950 participando en un concurso de jóvenes valores convocado por la ORF. Es uno de los autores que más discos ha vendido en la historia de la música austriaca logrando varios éxitos mundiales con las voces de Shirley Basssey, Matt Monro, The Supremes o José Velez.

Participó en Eurovisión en 3 ocasiones: En 1964 con “Warum nur warum?” finalizando 6º y cuya versión en inglés realizada por Matt Monro y retitulada como “Walk away” fue número 1 en medio mundo siendo esta versión más conocida que la original. Matt Monro llegó a grabar hasta 6 versiones de temas originales de Udo Jürgens con gran acogida en Inglaterra y Estados Unidos. Repetiría en el festival en 1965 con “Sag ihr, ich lass sie grüßen” acabando en 4º lugar e hizo cierto el dicho que dice que “a la tercera va a la vencida” en 1966 alzándose con la victoria en Eurovisión con su recordado “Mercie Cherie” y que hasta este 2014 había sido la única victoria de Austria en el festival. En los años posteriores continuó cosechando varios éxitos como “Griechischer Wein” (recordada es la versión en castellano de José Velez con el título de “Vino griego”), “Aber bitte mit Sahne”, “Mit 66 Jahren”, o “Buenos Días, Argentina” que fue el tema que hizo para animar a la selección alemana de fútbol en el Mundial de Argentina de 1978 y que fue otro gran éxito en las listas de Europa.

En 2007 se estrenó el musical  “Ich war noch niemals in New York” basado en sus canciones y mantuvo su actividad musical hasta prácticamente su muerte editando hace escasos meses su reciente disco “Mitten im Leben”. John Jürgens es el único de sus hijos que emprendió carrera musical como cantante y DJ y su hija Jenny Jürgens cosechó una exitosa carrera como actriz.

Con su muerte ha desaparecido la máxima estrella del pop austriaco de los últimos 60 años y uno de los fabricantes de éxitos más importantes en lengua germana de la historia. Solo Falco en la década de los 80 volvió a poner a Austria en las listas de éxitos internacionales y ya veremos si Conchita Wurst puede coger el testigo de Udo y Falco en los próximos años.

https://www.youtube.com/watch?v=tj9VlUuARwY

https://www.youtube.com/watch?v=1zhqlHgT0BY

https://www.youtube.com/watch?v=9fapNPagfTA

https://www.youtube.com/watch?v=55HcPt_pcGc

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.