José Antonio Ayala (Alicante) – Sorpresa, bombazo e hito histórico por parte de la UER/EBU: Australia competirá de forma oficial en el Festival de Eurovisión. Así lo han confirmado la tarde del martes la UER/EBU, la televisión organizadora ORF y la televisión australiana miembro asociado de la organización de radiodifusión desde 1979 SBS y que emite desde entonces el festival con un gran éxito de audiencia y seguimiento. La participación de la SBS en el festival vendrá tras la propuesta de la televisión austriaca y la propia UER que ha recibido el visto bueno definitivo tanto de la televisión australiana como del Grupo de Referencia de la EBU que han aprobado este hito.

La participación de Australia en el ESC será de carácter especial y aislado por la conmemoración del 60 aniversario del certamen según ha explicado en su nota oficial la propia UER/EBU. En la misma aclaran que en caso de victoria australiana podrían repetir participación en 2016 aunque la celebración del festival no se trasladaría a Australia pero sí caería en la SBS la responsabilidad de su organización en la ciudad europea que designen.

Otro de los aspectos llamativos de esta noticia es que la SBS competirá directamente en la gran final del 23 de mayo que según el comunicado oficial se hará así para no desestabilizar la actual configuración de las semifinales y que no tiene nada que ver con la existencia del conocido Big5. Además Australia votará en ambas semifinales y en principio está previsto que se efectúe únicamente con jurado, no obstante tanto la UER/EBU como la SBS están estudiando la posibilidad de introducir televoto. Presumiblemente la SBS elegirá a su primer artista representante en Eurovisión de forma interna cuyo plazo de presentación será el mismo que los demás: 16 de marzo. El año pasado fue Jessica Mauboy con el tema “Down under” quien representó a Australia aunque fuera de concurso.

Para justificar la presencia de Australia en Viena, la UER alega que los australianos tienen una larga tradición de seguimiento al festival con exitosos índices de audiencia a pesar de la diferencia horaria añadiendo los numerosos artistas de origen australiano que han participado en el festival tales como Olivia Newton-John o Johnny Logan. De todas formas, hay que recalcar que la UER/EBU en su nota oficial no descarta nada de cara al futuro: “A lo largo de sus 60 años de desarrollo, los nuevos elementos se han introducido para mantener el Festival de Eurovisión emocionante, sorprendente y relevante para el espíritu de los tiempos. ¿Quién sabe lo que el futuro traerá, como entusiasmo por esta tradición europea que se extiende a otros países del mundo?” Por lo que se puede leer entrelineas es que la presencia australiana será un experimento que podría repetirse con otros países en futuras ediciones del ESC. ¿Se abrirá Eurovisión al mundo en una especie de Mundovisión? ¿Estará limitado a la invitación anual de un país con arraigo eurovisivo a participar? Estos posibles futuros invitados podrían ser Nueva Zelanda, Brasil, Chile, Japón Venezuela, México, Sudáfrica, Kazajistán, Catar, Canadá o China. Sin olvidar que otros países fuera de la geografía de Europa como Egipto, Marruecos, Líbano, Argelia, Libia y Jordania tienen pleno derecho a participar en el festival como miembros activos de la UER/EBU.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.