Logo Eurovision Times Reyes del Amor

Los aniversarios eurovisivos

El próximo 31 de marzo se celebra en Londres el 60 Aniversario de Eurovisión. Se hace algo prematuro ya que hasta que no pase mayo y la edición número 60 del Festival no será efectivo en realidad. Quizá intenta la UER buscar una promoción previa al show que se hará los días 19, 21 y 23 de mayo en Viena, como leit motiv de esa cita o aperitivo. Es una puesta en marcha de motores viendo la gran acogida que el Festival está recogiendo de nuevo como gran espectáculo televisivo. El fenómeno que supuso la pasada edición la victoria de Conchita Wurst con el tema Rise Like a Phoenix hace que esta estrella que pasará por ese “Sesenta Aniversario” sea a día de hoy la que más actualidad tiene, de la que más hablan los medios internacionales. Es uno de los personajes más televisivos por sus características. Con todo, será el ganador, la ganadora o los ganadores de la futura Edición, la número 60, los que podrán decir que son los triunfadores de las Bodas de Diamante.

Pero vamos al tomate, a esos años en los que la Eurovisión se vestía de fiesta y celebraba su 25 Aniversario, la Plata, 50, el Oro, y ahora 60, el Diamante y que esperamos sean muchos más. Las anfitrionas fueron la NRK, la DR y la BBC como miembros de la UER siendo cadenas que debutaron en el show en 1960 y 1957 respectivamente.

El Festival nacía un jueves 24 de mayo de 1956 en Lugano Suiza que además como anfitriones ganaban esa cita. Cumplía su mayoría de edad en 1973 con la decimoctava edición celebrada en Luxemburgo y en la que ganaba Luxemburgo también como anfitriona. Y así se hacía un joven Festival veinteañero a caballo de los setenta e inicios de los ochenta. Los ochenta fueron años de crisis eurovisiva en nuestro país pero de éxito en Europa. Seguía siendo uno de los shows más vistos de las televisiones. Fue haciéndose un perfil propio a parte de modas musicales y lo que se llevaba en aquellos años a nivel de grandes hits. El Festival seguía su propio camino, su propia idiosincrasia y su genuino copyright con esa peculiaridad tan característica que tanto nos gustaba. La competición musical europea tomaba un cuerpo ya muy sólido y asentado abierto a los nuevos cambios en las décadas posteriores. Por eso sigue vivo, y vivo con mucha salud.

En el verano de 1981 se celebraba en la localidad noruega de Mysen-Momarken una Gala para celebrar el 25 Aniversario con la invitación de los artistas ganadores hasta ese año para interpretar sus números vencedores en directo, con orquesta y mostrándose con una sencilla a nivel de producción muy interesante. Los beneficios iban destinados a La Cruz Roja Internacional así como los derechos de la publicación de un disco recopilatorio posterior, hoy pieza de museo para los seguidores de toda la vida. El show se hizo en una feria al aire libre donde las familias disfrutaban de un día de recreo. No existía el fenómeno eurofán por aquellos pagos, era demasiado pronto. Los asistentes veían un desfile de canciones con la más absoluta tranquilidad, sin grandes barroquismos, y recordando aquellos máximos triunfadores que no iban de estrellas ya que sólo eran conocidos en sus países respectivos, a lo sumo alguna gran figura internacional como Lulu o Sandie Shaw. No se vieron vídeos de demás participantes, no estaban todas las anécdotas, no había más que los ganadores y su canción.

Y no estuvieron todos, faltaron muchos. Corry Brokken, André Claveau, Gigliola Cinquetti, France Gall, Salomé, Vicky Leandros y ABBA no acudieron a la cita. Teddy Scholten fue pero no cantó, estaba entre el público. Del grupo israelí faltó Gali Atari, la solista femenina, que fue sustituida por otra artista de la nueva formación Milk & Honey. Faltaron bastantes, pero fue un éxito ya que desde Lys Assia a Bucks Fizz estuvieron prácticamente todos cantando en directo excepto Dana (Rosemarie Brown), la irlandesa ganadora de 1970 que hizo un bonito playback. Estuvo nuestra primera ganadora Massiel que hizo una gran interpretación de altos vuelos revisada y renovada del La,la,la con un vestido rojo sensacional. La gala la presentó un señor con una marioneta muy graciosa con un toque muy infantil que bien podía estar enmarcado en lo que hoy conocemos como el Eurovision Junior. Ya digo, todo fue muy familiar. Los tiempos cambiarían en los noventa e inicios del milenio y el show daría un giro de tuerca hacía Internet, las grandes redes sociales y el fenómeno eurofán que se destapaba año a año para ser hoy un movimiento cada vez más seguido por los medios de comunicación olvidando que el show sigue siendo visto por una audiencia que sobrepasa en mucho al grupo de seguidores habituales. Cuando hablamos de más de 200 millones anuales de promedio no podemos decir que son todos eurofans, ni mucho menos, pero los locutores y los medios, el cartelito les viene muy bien quizá porque también son el colectivo que más ruido hace durante el año.

Massiel en el 25 Aniversario en 1981

En 1985 Lill Lindfors hizo una especial mención en la 30 Edición con la presencia entre el público de Lys Assia, la primera ganadora, que recibió una sonada ovación de los asistentes en Göteborg. En 1995 con motivo de la 40 Edición hubo un emotivo vídeo de recuerdo de una forma resumida pero entrañable introducido por la presentadora en Dublín ese año, Mary Kennedy. Los aplausos cada vez que el vídeo de recopilación ponía un tema de Irlanda eran atronadores y es que eran los años de la “Eirevision”.

Vídeo conmemoración del 40 Aniversario en 1995

El 50 Aniversario, celebrado en Copenhague el 22 de octubre de 2005, fue un éxito de audiencia y es que en esta ocasión los medios se habían volcado con el tema, no como en 1981 donde la presencia era mínima, casi anecdótica. Aquí se hizo un previo donde más de dos millones y medio de personas, en los meses anteriores había ido votando por cual consideraban la mejor canción de la Historia del Festival, ganadora o no. Los teléfonos echaron humo y fue todo un éxito que dio como finalistas a 14 canciones que competirían para recibir el Premio a la Mejor Canción de la Historia de Eurovisión en sus 50 Ediciones. Ganó, como era natural y previsible, el tema de ABBA Waterloo que había vencido en la 19 Edición en 1974. Quedó segunda la popularísima canción italiana Nel blu di pinto di blu – Volare de Domenico Modugno que obtuvo un tercer lugar en una remoto Festival de 1958, y tercero fue el “Mr. Eurovision” que es como se le sigue llamando por sus tres victorias (en 1980 y 1987 y como autor en 1992) a Johnny Logan con el tema vencedor de la 31 Edición en 1987, Hold me now. España tuvo como representantes a nuestro conjunto más brillante, Mocedades que fueron undécimos de catorce, con el composición Eres tú del magistral y añorado Juan Carlos Calderón con el que quedamos segundos en 1973. Massiel hizo de presentadora de un número y se recordó en un vídeo su trayectoria musical desde sus inicios como cantante, así Europa vio que Massiel era algo más que el La,la,la y también refrescó a las personas en nuestro país esta gran figura de la canción desvirtuada en los últimos años por sus controvertidas apariciones en programas que nada tenían que ver con la música.

50 Aniversario en 2005, Obertura del show en Copenhague.

Los presentadores fueron los también eurovisivos Katrina Leskanich, ganadora por el Reino Unido en 1997 dentro del popular conjunto de los años ochenta Katrina & The Waves, resucitados del olvido en los noventa gracias al Festival y el letón Renars Kaupers que había quedado tercero en 2000 dentro del conjunto Brainstorm, ídolos de masas en los países bálticos. Lo malo del show, de nuevo, es que ABBA tampoco acudió a la cita, ni la mega estrella Céline Dion, que estaban entre los más mediáticos. Céline envió un gentil vídeo, pero ella no fue, quizá por aquello de que la estrella ya jugaba en otra liga desde lo de Titanic, quizá más importante, por cuestión de agenda o qué se yo. Desde luego que a la cita de los Oscars siempre va, y es que claro, una cosa es una cosa y otra es otra. Sin acritud debemos ver como algunas estrellas que le deben mucho al show, mucho de su fama inicial como son ABBA o Céline Dion que nos les conocían ni en su casa a la hora de cenar, querían correr un poco página de algo que lo ven como anecdotario en su carrera cuando no lo es.

Por supuesto que otro de los invitados, sir Cliff Richard no acudió, pero al él se le entiende porque de sus dos participaciones quedó segundo y tercero, justo después de la canción española en los votos, en 1968 y 1973 respectivamente. Por lo menos nos envió unos vídeos muy simpáticos donde se remarca ese humor tan inglés y flemático que no quedó nada mal. La alemana Nicole, la única vencedora de Eurovisión por su delegación hasta esa fecha tampoco cantó ni acudió siendo una de las 14 elegidas por el público. Recurrió a un vídeo, como otros, como los chicos de ABBA, de las chicas ni mu. France Gall, como era habitual también  ni vídeo, ni número ni nada y es que todos sabemos que esta francesa que un día ganó por Luxemburgo en 1965 no quería saber nada de esa etapa donde estuvo unida musicalmente a Serge Gainsbourg bajo la batuta de su papi muy mandón, el señor Robert Gall que hizo de la niña la musa de la “Lolita” adolescente de los sesenta en Francia y en Europa.

Dana International presenta a Mocedades con el “Eres tú” en el 50 Aniversario del Festival.

Dejando incomparecencias a parte, sí estuvieron flamantes artistas como Dana International, Carola, Massiel, Linda Martin, Johnny Logan, Brotherhood of Man, Olsen Brothers, Mocedades, Helena Paparizou, Sertab Erener, Anne-Marie David, Alsou, Eimear Quinn, Charlie MacGettigan, Lys Assia (la mamá eurovisiva), Marie Myriam, entre otros. Además acudieron muchos como espectadores, participantes de todos los años, y con los que algunos se hicieron unas intervenciones muy graciosas como con la danesa Birthe Wilke, representante de ese país en un lejano 1957, ay ese popular primer morreo eurovisivo con el ya desaparecido Gustav Winckler, memorable. La gala fue un éxito de audiencia y la producción excelente. Fue uno de los mejores show televisivos de la década superando incluso al mismo Festival. Los vídeos collage de la historia estuvieron geniales, muy simpáticos y se notó el interés de la UER por hacer del show un programa máximo, e internacionalizarlo aún más ya que se vio en diferido y en directo en todo el globo.

Rosa López cuando quedó séptima en 2002 en Estonia

Y diez años después nos encontramos con otra década pasada, que como aquella canción del afortunado Johnny Logan What’s another year podríamos retitular como “What’s another decade”. En Londres estará el 31 de marzo por España Rosa López, que nos representó en Eurovisión en 2002 en Estonia siendo el Festival con más audiencia desde que tenemos audímetros, entre 1992 y 2014, Rosa dio más de un 80% de share en prime time con casi 13 millones de telespectadores. Algo que será difícil superar hoy día por no decir imposible. Cantará según fuentes de la BBC un popurrí de temas españoles en Eurovisión, incluido su Europe’s Living a Celebration. Y como no será la única en la pista, también están invitados a la cita y que les veremos cantando en el escenario a los Herrey’s (ganadores de Suecia en 1984),  Natascha St. Pier (cuarto puesto por Francia en 2001), Emmelie De Forest (ganadora por Dinamarca en 2013), Lordi (primer premio en 2006 por Finlandia), Nicole, esta vez sí, ganadora por Alemania en 1982, Johnny Logan, primer puesto en 1980 y 1987 por Irlanda, Anne-Marie David, primer lugar en 1973 por Luxemburgo, Olsen Brothers, ganadores por Dinamarca en 2000, Loreen, vencedora por Suecia en 2012, los británicos Brotherhood of Man, que han estado en el 25 y 50 Aniversario también, ganadores en 1976, el ruso Dima Bilán ganador en 2008, la israelí Dana International vencedora en 1998 y Conchita Wurst que ganó por Austria en 2014. ¿Habrá titular en el que diga Duelo de Divas Conchita-Dana? Estaremos atentos de la gala que seguro será un recopilatorio de imágenes entrañables y fantásticas actuaciones en directo que auguro un éxito de audiencia. Televisión Española estará presente y es que Eurovisión ya es síntoma de éxito y de eso ya se tiene constancia en nuestra cadena pública, no hay otra, los datos positivos son evidentes.

La última victoria eurovisiva, Conchita Wurst por Austria

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.