Las reacciones a la elección del tema que representará a Moldavia en Eurovisión no se han hecho esperar… Y no sólo encontramos la habitual diferencia de gustos, sino también acusaciones de plagio, corrupción y compra de votos.

Al parecer, los votos que algunos jurados han otorgado a Eduard Romanyuta resultan bastante sospechosos: después de haber sido cuarto en su semifinal, acabó segundo en la gran final. También hay quien dice que el número de llamadas para votar por su canción, 13.500, es desproporcionadamente alto para un páis pequeño y pobre como Moldavia. Por último, algunas voces se han levantado para asegurar que el tema escogido guarda un preocupante parecido con ‘It’s like that’, de Mariah Carey.

Si bien es cierto que el jurado valoró tal vez demasiado positivamente el directo de Eduard y también es indudable que el número de llamadas ha supuesto un récord en Moldavia, aún no ha habido aclaraciones por parte del cantante, de sus representantes ni de la cadena. Sin embargo, algunos de los candidatos a representar a Moldavia en Eurovisión han demostrado públicamente, tanto en declaraciones a los medios como en sus redes redes sociales, su disconformidad con el resultado y sus sospechas de corrupción.

Moldavia, entre cuyos candidatos estaban los ya eurovisivos Sunstroke Project, participará en la primera semifinal de Eurovisión, con el objetivo de mejorar el puesto de Christina Scarlatt, que no pasó del último lugar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.