Ayer, después de la semifinal, los diez primeros países clasificados (Albania, Armenia, Bélgica, Estonia, Georgia, Grecia, Hungría, Rumanía, Rusia y Serbia) asistieron a un sorteo para determinar en qué mitad de la final actuarían. Después de que, en los últimos años, la mayor parte de los ganadores saliera de los últimos puestos, la segunda parte era la más deseada. Y parece que esta primera tanda ha tenido suerte, porque hasta siete de los países que la componían han sacado el ansiado papelito de ‘Second half’. Éstos son los resultados:

  • Primera mitad: Armenia, Estonia, Bélgica.
  • Segunda mitad: Albania, Rusia, Rumanía Hungría, Grecia, Serbia, Georgia.

Dos de los favoritos, Estonia y Bélgica, tendrán que defender sus colores en uno de los trece primeros puestos. No así la otra gran favorita, Rusia, que saldrá en la segunda mitad. Igual suerte corrió una de las sorpresas de la noche, Serbia, que, después de haber puesto a todo el estadio en pie y sin ser, a priori, una de las opciones de casas de apuestas ni de sondeos previos, se ganó un puesto en la final. Incluso ha escalado en las casas de apuestas hasta la sexta posición.

Y hoy le ha tocado el turno al big five, al invitado Australia y a los anfitriones de Austria. Estos últimos saldrán en el 14º puesto, mientras que el reparto de los demás quedó de la siguiente forma:

Primera mitad: Francia, Reino Unido y Australia

Segunda mitad: Italia, España, Alemania

Tal vez sea una buena señal para Edurne. De hecho, tanto Ruth Lorenzo como Pastora Soler, los únicos top ten que ha conseguido España desde el 2004, salieron en la segunda mitad. Desde aquí le deseamos toda la suerte del mundo de cara al próximo sábado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.