Se confirma el secreto a voces: Australia volverá a estar presente en Eurovisión. Tras el exitoso debut en Viena de Guy Sebastian, la EBU ha dado carta blanca al país oceánico para viajar a Estocolmo en la que será su segunda participación en el certamen europeo.

La EBU rompe así con su palabra inicial de que Australia sólo participaría en Eurovisión una vez de forma excepcional, en conmemoración del 60º aniversario: “La reacción positiva de espectadores, fans, prensa y televisiones participantes tras la participación de Australia en Viena ha sido apabullante”, ha declarado Jon Ola Sand, supervisor ejecutivo del festival, que también ha dejado la puerta abierta a posibles cambios futuros en la esencia de Eurovisión: “Creemos firmemente que el Festival de Eurovisión tiene el potencial para evolucionar de forma orgánica hacia un evento a escala global. La participación continua de Australia es un paso emocionante en esa dirección, y está por ver qué aspecto podría tomar un evento a gran escala en el futuro”.

En esta ocasión, no obstante, Australia no contará con el privilegio de ser finalista directo en condición de país invitado. Tendrá que superar las semifinales como los demás países para ganarse un lugar en la final del sábado, y como tal sólo podrá votar en la semifinal en la que le toque participar, aparte de la final. En caso de alzarse con la victoria, el festival de 2017 no viajará a tierras australianas, sino que la televisión nacional SBS deberá coproducir Eurovisión en colaboración con una televisión europea y en territorio europeo.

El director general de la SBS, Michael Ebeid, ha agradecido a la EBU esta decisión que ya va más allá de un guiño amistoso a un país distante pero entregado a Eurovisión desde hace más de 30 años: “Estamos encantados de contar con esta oportunidad para competir en Estocolmo 2016. El Festival de Eurovisión es un maravilloso ejemplo de diversidad cultural e inclusión social, y nuestra participación continua supone una oportunidad fantástica para mostrar al mundo el talento musical de Australia en una celebración multicultural a escala internacional”, ha señalado Ebeid.

Todavía se desconoce el método de selección que utilizará Australia para su segunda participación eurovisiva. El año pasado, cuando su participación se desveló de forma irregular mucho después de la fecha límite de presentación de candidaturas, sólo tuvieron tiempo para organizar una selección interna. Está por ver si este año optarán por algún tipo de selección televisada.

Australia participó como “país invitado” directamente en la final de Eurovisión 2015 celebrada en Viena, donde Guy Sebastian cosechó un meritorio 5º puesto con su tema “Tonight again”.


 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.