Esta vez sí. Sergey Lázarev, el hombre que desde hace años copa invariablemente las quinielas anuales de artistas rusos “eurovisionables”, será el representante de Rusia en Eurovisión 2016. La noticia, con la especulaban desde hace semanas los medios rusos, se ha confirmado anoche, durante la gala de los Premios Nacionales de la Música Rusa, en la que Lázarev ha sido también condecorado como artista del año. Unos minutos más tarde, el propio cantante ha corroborado su nominación en su perfil de Instagram.

Sergey Lázarev es actualmente el cantante masculino de popsa o pop ruso de mayor relevancia no sólo en su Rusia natal, sino en muchos otros países ex-soviéticos. Originario de Moscú, Lázarev es un polifacético artista que comenzó su andadura como cantante con sólo 10 años. Desde muy niño recibió formación de gimnasia y baile, y también se graduó como actor en la prestigiosa escuela del Teatro de Arte de Moscú. Su irrupción en el mundo de la música se produjo a principios de la década pasada junto con Vlad Topalov en el dúo Smash!!. Tras su separación en 2006, Sergey comenzó a cosechar éxitos en solitario hasta afianzarse como una de las figuras más prominentes del pop ruso actual. Su trayectoria incluye su paso por la selección nacional de Rusia para Eurovisión 2008, en la que quedó cuarto con FlyerEn aquella ocasión, fue Dima Bilan quien se alzó con el triunfo, ulteriormente también del festival en Belgrado.

Por el momento se desconoce la canción con la que concurrirá Sergey, o cuándo será presentada. No obstante, hay buenos motivos para creer que tanto Philipp Kirkorov como el coreógrafo Dimitris Kontopoulos estarán de algún modo implicados en la candidatura rusa para Estocolmo. Fue el propio Kirkorov quien alentó los rumores sobre Lázarev hace unas semanas en un críptico comunicado en su perfil de Instagram. Por otro lado, el tándem Kirkorov-Kontopoulos ya sabe lo que es participar con éxito en Eurovisión, siendo los artífices de los segundos puestos de Ucrania en 2008 con Shady Lady y Azerbaiyán en 2013 con Hold me, así como del séptimo puesto de las gemelas Tolmachevy en 2014 con Shine.

Rusia, que no goza de buena prensa entre muchos eurofans, parece así decidida a dar mucho que hablar en la próxima edición del festival europeo tras conseguir un flamante segundo puesto en Viena con Polina Gagarina. ¿Les funcionará la fórmula de cantante masculino potente que tan bien le funcionó a Suecia?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.