Diego Alcázar (Jaén) – Esta tarde se daba pistoletazo de salida a la final Ucraniana. Una final con los tres finalistas de la primera semifinal, Jamala, HardKiss y Brunettes shoot blondes, junto a los tres finalistas de la segunda semifinal, SunSay, Pur:Pur y NeAngely.

Rompiendo con los moldes preestablecidos, la televisión ucraniana ha decido optar este año por una preselección con sonido modernos y diversos estilos musicales, y creando un buen referente para las preselecciones europeas.

Con una final de infarto, el jurado ha decidido dar la máxima puntuación al grupo Hardkiss y su canción “Helpless” y relegando a Jamala al 2º puesto. Pero el televoto ha dado la vuelta a la puntuación otorgando su máxima puntuación a Jamala y su canción “1944”, quedando empatada con Hardkiss, y siendo, al ser la favorita del público, la elegida para representar a Ucrania en Estocolmo.

Jamala con su canción “1944” no lo tendrá fácil en su camino a Estocolmo, puesto que la canción habla de la expulsión de los tártaros de la región de Crimea por Rusia en 1944, por lo que al unir guerra, Rusia y Crimea tiene todas las opciones para que Rusia se plantee la reclamación de eliminación de la canción del concurso.

Polémica que se ha reflejado también en la gala, al valorar el jurado a Jamala y donde hemos podido asistir en directo a un debate muy encarnizado entre los representantes ucranianos Ruslana y Verka.

Pero ante todo hay que destacar, que lejos de polémicas, Jamala ha demostrado que otro estilo por parte de Ucrania en Eurovision es posible, lejos ya de las mujeres de rompe y rasga, y de canciones de corte pop. Con una interprete en la cual la potencia vocal y un nivel interpretativo bestial, Ucrania ansia volver a ganar este año en Estocolmo el micrófono de cristal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.