La televisión pública australiana ha conseguido los derechos para poder realizar una Eurovision para la zona de Asia y el Pacífico. Con ello consigue que la marca de Eurovision se expanda hacia países que en 1956, año de nacimiento del festival no se pensaba en incluir en el festival y así poder extender la marca de Eurovision más allá del continente europeo.

La primera edición del Eurovision de Asía y el Pacífico tendrá lugar en 2017 y reunirá a 20 países en una gran final, para después dirigirse a otros países de Asía y el Pacífico. La licencia de retrasmisión será de forma global, y ofrecerá la posibilidad para estos países de mostrar al mundo, a compositores, productores, artistas y nuevas formas de realización.

Según ha declarado Dr. Dieter Frank Freiling (Presidente del Grupo de Referencia de Eurovision) están “encantados con el hecho de que Eurovision traspase fronteras continentales, llegando a Asia”, “La SBS ha estado emitiendo el festival desde hace 30 años, con lo que se ha convertido en el mejor socio para hacer una alianza, y poder dar la oportunidad a compositores y artistas asiáticos de poder estar en el escenario de Eurovision”.

Michael Ebeid, Director de Gestión de la SBS, explicó en la rueda de prensa, “Como una las emisoras oficial de Eurovision Song Contest desde hace 30 años, la SBS tiene la oportunidad de explotar un evento de este calibre a nuestras costas, pudiendo fortalecer los lazos multiculturales de nuestros continentes”.  Además expuso, “Asía y el Pacífico tienen una cultura musical enorme, y ahora tiene Eurovision la posibilidad enorme de expandirse más allá del público australiano y a una región mucho más grande”.

El director de Blink TV (socio de la SBS para la gestión de Eurovision en Asia y en el Pacífico) ha expuesto que “desde Moscu 2009, hemos estado construyendo una alianza con la SBS y con Eurovision, creando una marca campeona en diversidad, interpretes, autores y realización. Blink TV y la SBS tienen ahora la oportunidad de hacer crecer Eurovision a un potencial de televidentes de 1 billón. Estoy seguro de poder elegir el mejor equipo para llevarlo a cabo y animamos a nuestros socio a que se unan al proyecto. Asía tiene un enorme conjunto cultural, musical y visuales que podrá hacer un espectáculo televisivo brillante”.

En 2014, Australia fue invitada a actuar, siendo el año pasado su primera participación como concursante en Eurovision con el cantante Guy Sebastian y este año intentarán hacerse con el micrófono de cristal con Dami Im y su canción “Sound of Silence”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.