En una entrevista concedida a la DR, la televisión pública danesa, Jon Ola Sand ha hablado acerca de los preparativos del ESC que se celebrará en Kiev y de la crisis abierta en el Festival por la sanción impuesta a la representante rusa por parte de las autoridades ucranianas que prohíben su entrada al país y por tanto participar en Eurovisión.

Sobre el conflicto estallado entre Rusia y Ucrania con Eurovisión como telón de fondo, el Ejecutivo Supervisor del Festival ha señalado que la EBU va a proponer formalmente dejar en suspenso la sanción a Samoylova hasta después del Festival: “La decisión fue tomada por las autoridades de seguridad que tienen que cumplir con la ley que tienen. Es por eso por lo que pediremos al Primer Ministro que posponga las sanciones hasta después del Festival. Nuestro objetivo es que Yulia Samoylova pueda estar en el Festival y estamos trabajando duro para ello”.

Preguntado por la posibilidad de que la vigente ganadora del ESC, la canción “1944”, tuviese un contenido político y su idoneidad en el concurso, Sand se mostró tajante: “No es una canción política, habla de un hecho histórico y real que ocurre en la II Guerra Mundial y por tanto no podíamos dejarla fuera. Otra cosa es que la estén utilizando políticamente tanto rusos como ucranianos y eso quizás ocurre por la ambigüedad de la canción pero con la normativa del concurso en la mano no podíamos hacer nada”. 

Jon Ola Sand, que vive sus momentos más delicados al frente del Festival de Eurovisión desde que ocupó el cargo en 2011, también fue preguntado por los innumerables problemas que está suponiendo la organización de la NTU del casi inminente Festival de Eurovisión y que ha acabado con la imposición de Christer Björkman como Productor Supervisor del mismo por parte de la EBU: “Han habido momentos muy difíciles en los que me he sentido muy inseguro y aunque aún quedan algunos flecos que solucionar, creo que viviremos un brillante Festival de Eurovisión en mayo”