Los organizadores de la Eurovision Party de Moscú 2017 la han suspendido tras la incertidumbre sobre la participación de Rusia en Kiev.

La Eurovision Party de Moscú 2017 parece poco probable que tenga lugar tal y como la anunciaron anteriormente pues los asistentes han comenzado a retirarse del evento. Según los organizadores del mismo, varios Jefes de Delegación se pusieron en contacto con ellos ayer para decir que no asistirían debido a que Rusia no participaria en el concurso de este año. Han declarado que sólo asistirán a este evento en Moscú si a Rusia se le permite seguir participando en Kiev.

Los organizadores del evento han optado por dejar de vender entradas para la fiesta y suspendieron el evento que se iba a celebrar el 21 de abril. En caso de que Rusia sea capaz de competir en Kiev o que se les de el derecho a votar en el Festival de este año los organizadores han declarado que el evento tendrá lugar.

Hasta ahora confirmados como asistentes al evento eran:

Armenia – Artsvik
Azerbaiyán – Dihaj
Bulgaria – Kristian Kostov
Grecia – Demy
Israel – Imri
Italia – Francesco Gabbani
Moldavia – Sunstroke project
Rusia – Yulia Samoilova
Suiza – Timebelle
Además, las hermanas Tolmachevy que representaron a Rusia en 2014 y Teo que representó a Bielorrusia en el mismo año fueron anunciados como invitados especiales.

Yulia Samoilova fue prohibida entrar en Ucrania el 22 de marzo tras una decisión de la SBU de que había violado la ley ucraniana. La UER respondió al día siguiente al sugerir que Yulia podría actuar remotamente en Moscú. La propuesta fue rechazada por la tv Channel One rusa que declaró que no quería que las reglas cambiaran para ellos, mientras que Ucrania insistió en que la propuesta rechazaría las reglas existentes.

Desde entonces, el Supervisor Ejecutivo del Concurso de la Canción de Eurovisión ha propuesto que Ucrania sólo haga cumplir la prohibición después de que el Festival de la Canción de Eurovisión 2017 se haya celebrado en mayo. Los comentarios del Sr. Ola Sand han sido seguidos por las declaraciones de decepción y enojo de los miembros de la UER por la forma en que la competición está siendo utilizada por medios políticos por Ucrania y Rusia.

A finales de la semana pasada se filtró una carta de la Directora General de la UER al Primer Ministro ucraniano en la prensa ucraniana. Dentro de la carta la Directora General declaró que Ucrania corría el riesgo de ser sancionada por la UER por la decisión y que un número de países estaban considerando retirarse del festival de este año en Ucrania.

De momento y hasta nueva orden, a la espera de nuevos acontecimientos, declaraciones y toma de decisiones, la Eurovision Pre Party de Moscu, prevista para el 21 de abril, queda suspendida.